Podemos ganar una pequeña comisión cuando compras algo a través de los enlaces en esta publicación.
Consulta nuestra declaración de divulgación.

Cómo agregar animaciones a Google Slides

ÍNDICE DE CONTENIDOS

Las presentaciones tipo Powerpoint son una de las formas más populares y efectivas de presentar información a un grupo de personas. Google Slides es una herramienta de primera categoría para este tipo de presentaciones: es gratuita y está disponible para casi cualquier persona.

A medida que más personas trabajan desde casa, las presentaciones de diapositivas se han vuelto más importantes para los negocios, el desarrollo de software, las ventas, la enseñanza y más. Mostrar un grupo de información bien organizado es invaluable en casi todas las industrias y entornos de aprendizaje.

Herramientas de presentación como Google Slides deberían ser algo más que simples páginas aburridas de información escrita. Puedes agregar color y fuentes estilizadas para generar interés y claridad. También puedes agregar gráficos, imágenes, audio, video e incluso animación. Agregar animación puede proporcionar efectos fabulosos para las presentaciones de Google Slides.

Cómo crear animaciones en Google Slides

Ahora, agreguemos algunas animaciones simples en Google Slides.

Agregando efectos de transición

Los efectos de transición se pueden agregar individualmente a cada diapositiva, o puedes agregar el mismo a cada una en la presentación.

Aquí te mostramos cómo agregarlos:

Paso 1: Inicia Google Slides y abre tu presentación.

Paso 2: Si deseas agregar transiciones a diapositivas específicas, haz clic en la que tendrá la transición. El efecto ocurrirá a medida que te muevas desde la diapositiva anterior a la diapositiva que hayas seleccionado.

Si deseas hacer una transición a tu primera diapositiva, crea una diapositiva en blanco como la primera. Luego puedes agregar el efecto después de ella. Para agregar el mismo efecto de transición a todas las diapositivas, selecciona todas ellas.

Paso 3: Haz clic derecho en la diapositiva en el lado izquierdo de la pantalla y selecciona «Transición». También puedes usar el menú en la parte superior de la pantalla seleccionando «Diapositiva» y luego «Transición».

Paso 4: El menú «Movimiento» aparecerá en el lado derecho de la pantalla. En la parte superior, verás «Transición de diapositiva». Debajo de eso habrá un menú desplegable. Actualmente debería decir «ninguno» a menos que ya hayas agregado una transición. Haz clic en la flecha hacia abajo junto a «Ninguno» para mostrar el menú desplegable.

Paso 5: Haz clic en el menú desplegable y selecciona entre los diferentes tipos de transiciones.

Paso 6: Luego puedes ajustar la velocidad de la transición usando el control deslizante debajo del menú desplegable.

Paso 7: Si deseas que la transición se aplique a todas tus diapositivas, haz clic en el botón «Aplicar a todas las diapositivas».

Paso 8: Es posible que desees probar algunos de los efectos para ver cómo se ven. Si es así, puedes hacer clic en el botón «Reproducir» para ver cómo se ven. Te dará una demostración de cómo funciona tu diapositiva con una transición y configuración específicas. Simplemente haz clic en el botón «Detener» cuando hayas terminado.

Animando un objeto

En Google Slides, los objetos son cualquier cosa en el diseño de tu diapositiva que puedes seleccionar, como un cuadro de texto, una forma, una imagen, etc. Después de seleccionar el objeto, puedes agregarle efectos de animación. Solo sigue estos simples pasos:

Paso 1: En Google Slides, haz clic en el objeto que deseas animar para seleccionarlo.

Paso 2: Haz clic derecho para mostrar el menú contextual, luego selecciona «Animar», o haz clic en el menú «Insertar» en la parte superior de la pantalla y selecciona «Animación».

Paso 3: El panel de movimiento aparecerá en el lado derecho de la pantalla. Este es el mismo panel que viste al crear transiciones, pero se desplazará hacia abajo hasta la sección de animación.

Paso 4: Haz clic en el primer menú desplegable para seleccionar el tipo de animación que deseas. Puede estar predeterminado en «Aparecer», pero puedes elegir entre otras opciones como «Entrada voladora», «Aparición» y muchas otras.

Paso 5: En el siguiente menú desplegable, selecciona si deseas que comience cuando hagas clic en la pantalla, después o con una animación anterior.

Paso 6: Si estás animando un cuadro de texto y deseas que las animaciones ocurran en cada párrafo del texto, puedes marcar la casilla «Por párrafo».

Paso 7: Ajusta el control deslizante en la parte inferior para establecer la velocidad de la animación en lenta, media o rápida.

Paso 8: Puedes probar y hacer ajustes usando el botón «Reproducir» en la parte inferior de la pantalla. Es posible que necesites probar diferentes configuraciones. Puedes ver cómo afectan al objeto utilizando la función «Reproducir». Haz clic en el botón «Detener» cuando hayas terminado.

Paso 9: Una vez que hayas terminado, puedes pasar a la siguiente tarea. Todas las animaciones que crees se guardarán y se enumerarán en el mismo panel de movimiento cada vez que las muestres.

Consejos adicionales

Como puedes ver, agregar animación a tu presentación es en realidad bastante simple. Utiliza las técnicas anteriores para hacer las transiciones más únicas y llamativas para tu audiencia.

También puedes animar casi cualquier objeto colocado en las diapositivas, desde texto hasta formas e incluso fondos. A continuación, te ofrecemos algunos consejos para ayudarte a crear presentaciones espectaculares y llamativas.

  • A medida que creas animaciones, notarás que en el menú de diapositivas en el lado izquierdo de la pantalla, las diapositivas que contienen animaciones tendrán un símbolo de tres círculos junto a ellas. Esto puede ayudarte a realizar un seguimiento de dónde ocurren tus efectos dentro de tu presentación.
  • Las animaciones son geniales, pero no las uses en exceso. Demasiadas harán que pierdan su efectividad.
  • Utiliza la animación en lugares estratégicos donde quieras que las personas se enfoquen o para señalar que tu tema se dirige en una dirección diferente.
  • No te bases solo en la animación para una buena presentación. Aún necesitas contenido de calidad que la audiencia pueda seguir y aprender.
  • Asegúrate de que el ritmo de tus animaciones se ajuste a tu presentación. Si es demasiado rápido, tu audiencia puede ni siquiera verlo. Si es demasiado lento, se alejarán de tu tema antes de que tengas la oportunidad de comenzar.
  • Siempre prueba tu presentación a fondo antes de presentarla. No hay nada peor que tener algo que no funcione cuando estás en vivo.

¿Por qué usar animación en tu presentación?

Mientras que las presentaciones de diapositivas pueden proporcionar un mundo de información, hay momentos en los que pueden volverse simples e incluso aburridas. Nadie quiere ver diapositivas tras diapositivas de puntos y texto sobre un fondo en blanco.

Habrá ciertas partes que quieras enfatizar. Necesitas mantener el interés, probablemente no quieres que tu audiencia se duerma.

Aquí es donde la animación puede proporcionar ese toque extra para mantener a tu audiencia enfocada y alerta. Por «animación», no nos referimos a incluir un cortometraje de Pixar. Nos referimos a un movimiento gráfico simple que atrae y mantiene la atención de tus espectadores.

Algunos ejemplos incluyen hacer que los puntos de viñetas individuales se deslicen en la pantalla a medida que haces clic, lo que te permite revelar cada parte del texto de uno en uno. Esto controla el flujo de información, evitando que tu audiencia lea por delante de ti.

También puedes agregar un efecto de fundido a texto o imágenes. Esto permitirá que un gráfico o diagrama aparezca en la pantalla en un momento específico o cuando hagas clic en la diapositiva.

Estas animaciones no solo mantienen a las personas enfocadas en tu presentación, sino que también te permiten mostrar la información lentamente en lugar de todo de una vez. Esto evita la sobrecarga, te ayuda a mantener la simplicidad y evita que tu audiencia se quede dormida.

Tipos de animación

Hay dos tipos básicos de animaciones que se pueden usar en Google Slides. El primero son las transiciones. Estas ocurren cuando «transicionas» o te mueves de una diapositiva a otra.

El otro tipo es la animación de objetos (o texto), en la cual haces que objetos o texto específicos se muevan por la pantalla. También puedes hacer que se desvanezcan.

Tanto las transiciones como las animaciones de objetos son herramientas efectivas para hacer presentaciones interesantes. Las transiciones captan la atención de tu audiencia mientras te mueves a la siguiente diapositiva. Las animaciones de objetos pueden servir para varios propósitos, ya sea que quieras controlar el flujo de información o simplemente llamar la atención de tu audiencia.

Palabras Finales

Las animaciones pueden hacer que tus presentaciones sean más interesantes y emocionantes. Úsalas sabiamente y aprovecha de ellas siempre que sea posible.

Esperamos que este artículo te ayude a crear una magnífica presentación para tus compañeros de trabajo, estudiantes, lectores o amigos. Como siempre, por favor avísanos si tienes alguna pregunta o comentario.