Podemos ganar una pequeña comisión cuando compras algo a través de los enlaces en esta publicación.
Consulta nuestra declaración de divulgación.

Cómo convertirse en animador

ÍNDICE DE CONTENIDOS

¿Disfrutas contar una historia a través de imágenes gráficas en movimiento? Si es así, es posible que estés pensando en seguir una carrera como animador.

Ha habido un auge de películas animadas en el cine, cortometrajes, programas de televisión, comerciales y redes sociales. No olvidemos la popularidad de los videojuegos, que también dependen de una animación de alta calidad. Parece que este ámbito está en constante crecimiento, y con ello, la necesidad de animadores de calidad.

El campo de la animación no es nuevo. Sin embargo, gran parte de la tecnología utilizada en las producciones actuales está a la vanguardia, lo que lo convierte en un camino profesional emocionante para considerar. Para aquellos de ustedes que ya están en este viaje, es posible que tengan un plan, pero no está de más asegurarse de que aún estén en el camino correcto.

Si estás pensando en una carrera en animación, es posible que desees algunos consejos sobre dónde comenzar y qué se necesita para tener éxito.

Veamos qué es la animación, qué habilidades se requieren y los pasos que debes seguir para hacer realidad esta carrera.

¿Qué es un animador?

Un animador es una persona que crea animación. La animación es el arte de crear la ilusión de movimiento a través de una serie de imágenes que se muestran rápidamente. Esas imágenes pueden ser dibujos, fotos o imágenes de computadora, técnicas que han sido utilizadas y desarrolladas por artistas rápidamente a medida que la forma de arte ha evolucionado.

La animación ha existido desde siempre. Las formas primitivas han existido desde la antigüedad. Las primeras animaciones en película se originaron a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, creadas filmando una serie de imágenes o figuras de arcilla.

La palabra animación proviene de la palabra latina animare, que significa «dar vida a». En esencia, un animador da vida a objetos inanimados o dibujos haciéndolos parecer moverse e interactuar entre sí.

¿Qué hace un animador?

La mayoría de la animación moderna se realiza ahora en computadoras. Es posible que no pienses en la animación generada por computadora como una serie de imágenes, pero lo es.

Las imágenes se dibujan en la pantalla de la computadora a una velocidad lo suficientemente rápida como para que parezcan estar en movimiento. Si bien las computadoras dibujan las imágenes reales, un animador moderno necesita saber cómo usar software y herramientas de animación por computadora.

Esto implicará un profundo conocimiento de gráficos por computadora y software de diseño gráfico. También debes aprender habilidades tradicionales como dibujo, storyboard e incluso métodos de actuación.

¿Por qué la actuación? Un animador debe saber cómo crear expresiones, movimientos y sonidos para contar una historia de la misma manera que una película con actores reales lo haría.

¿Por qué convertirse en animador?

Como animador, es posible que trabajes en una variedad de industrias diferentes. Si bien el cine y la televisión son los más populares, también puedes estar involucrado en la creación de videojuegos.

De hecho, la animación se extiende a muchas otras áreas, como la educación, el derecho y la atención médica, prácticamente cualquier espacio que utilice historias creadas mediante imágenes en movimiento.

Lo genial de ser animador es que combinas arte, narración, experiencia en informática y más en una sola carrera. Y las oportunidades en este campo están creciendo exponencialmente.

¿Qué habilidades necesitas?

Como en cualquier carrera, se requieren algunas habilidades y talentos específicos. La mayoría de ellos se pueden aprender. Ten en cuenta que no todos los animadores serán excelentes en todas las áreas.

Tener la mayoría o incluso algunas de estas habilidades suele ser suficiente para comenzar. Solo tienes que trabajar duro para mejorar o compensar las áreas en las que puedas tener deficiencias. A continuación se presentan algunas de las habilidades que debes cultivar como animador.

Arte

Tener habilidades artísticas básicas es esencial para convertirse en animador. El talento artístico natural puede ser una ventaja real, pero no es una necesidad. La mayoría de la creación de imágenes modernas se realiza con computadoras, una habilidad que combina lo artístico con lo técnico.

Tener talento para dibujar y pintar puede darte una gran ventaja, pero lo importante es visualizar las imágenes que utilizarás para contar una historia.

Narración de historias

Tendrás que idear ideas para historias y luego contarlas a través de tu trabajo.

Escritura básica, comunicación y capacidad para expresar tus ideas

La comunicación es esencial en cualquier carrera, pero es especialmente crítica en la animación. Deberás expresar claramente tus ideas en detalle y comunicarlas a los demás.

Aunque tu producto final puede no incluir texto escrito, deberás crear guiones, storyboards y otras comunicaciones escritas. Luego, deberás traducir esas ideas en un producto animado.

Audiovisual

Conocimientos básicos de audiovisual serán necesarios para crear, editar y producir productos de video animados.

Conocimientos informáticos, tecnología y herramientas

Incluso si estás creando animaciones dibujadas a mano o de tipo claymation, en algún momento deberás utilizar una computadora y aplicaciones para llevarlas a producción.

La animación moderna utiliza mucha tecnología, por lo que el conocimiento en esta área puede ser de gran ayuda. Aprender a utilizar las herramientas y aplicaciones disponibles es esencial.

Lógica

Aunque este es un campo en gran medida creativo y artístico, deberás tener cierta capacidad para utilizar el pensamiento lógico para tomar decisiones y tratar asuntos técnicos.

Paciencia

Crear videos y películas animadas requiere mucha paciencia. Puede llevar semanas solo producir un video de 30 segundos.

Capacidad para trabajar en equipo

Casi todas las producciones animadas son realizadas por un equipo. Si alguna vez has visto una película animada de Pixar o Dreamworks, mira los créditos y el final de la película. ¡Se necesita un montón de personas para hacer una película de largometraje!

Incluso si trabajas en producciones más pequeñas, es probable que trabajes con un grupo de animadores y otros técnicos.

Buen ojo para el arte y el encuadre

Deberás ser capaz de distinguir lo que se ve bien y funciona en la pantalla. ¿Cómo encaja la historia en el encuadre de la pantalla?

Buen oído para el sonido y la música

También deberás aprender a combinar bandas sonoras y voces con el video. El audio y lo visual deben funcionar juntos para crear una pieza artística.

Planificación

Las producciones animadas no ocurren de la noche a la mañana; requieren mucha planificación. Deberás ser un experto en planificación y delegación.

Creatividad

Producir videos animados requiere una variedad de habilidades técnicas. Sin embargo, deberás ser creativo para idear nuevas ideas que atraigan a los espectadores.

Capacidad para recibir críticas

Deberás ser capaz de escuchar y aprender de los críticos. Es una de las mejores formas de mejorar.

Los pasos para convertirse en un animador

Como puedes ver, hay muchas habilidades y talentos que necesitarás para convertirte en un animador. Si bien algunos de ellos pueden venir naturalmente, la mayoría se pueden aprender, así que no te preocupes si no eres un experto en todo lo mencionado anteriormente.

Echemos un vistazo a los pasos básicos que deberás seguir para alcanzar tus sueños de animación.

1. Obtén una educación

Obtener una educación puede ser importante para cualquier carrera. Si bien no es absolutamente necesario, te ayudará mucho a comenzar.

Un título de licenciatura de una universidad de 4 años puede ser una gran ventaja, pero un título de asociado de una escuela técnica aún puede llevarte a donde necesitas ir. Muchos animadores eligen estudiar arte y luego se enfocan en programación de computadoras, cinematografía u otras áreas que ayudan con la animación.

Algunas escuelas técnicas y de comercio tienen programas específicos para la animación. Se enfocan en las cosas que necesitas como animador y están diseñados para ayudarte a comenzar tu carrera más rápido que una universidad de 4 años. Por lo general, también te ayudarán a encontrar trabajo para comenzar cuando te gradúes.

Cualquiera de los dos caminos es una excelente opción. Realmente depende de ti, de cuánto tiempo quieras pasar en la escuela y si deseas estudiar un plan de estudios más amplio. En cualquier caso, una educación de calidad te dará un buen impulso en tu carrera.

2. Establece tus metas

¿Qué tipo de animación quieres hacer? ¿En qué áreas quieres especializarte? ¿Dónde o en qué tipo de empresa quieres trabajar? Estas son todas cosas en las que comenzarás a pensar a medida que comienza tu viaje en la animación.

Sé que puede ser difícil tomar estas decisiones en las etapas iniciales, pero no te preocupes demasiado. Está bien cambiar tus metas a medida que aprendes y creces, solo asegúrate de tener algo hacia lo que estás trabajando para ver tu progreso.

3. Crea y construye un portafolio

A medida que aprendas y desarrolles habilidades, comienza a crear tu portafolio. Este será una colección de tu mejor trabajo que podrás mostrar a posibles empleadores.

4. Domina tus habilidades

Sigue perfeccionando tus talentos y encuentra las áreas en las que eres mejor. Trabaja en mejorar aquellas en las que te falte experiencia.

Asegúrate de ser competente en todas las métricas que mencionamos anteriormente, así como en cualquier otra que aprendas en el camino. Aprovecha tu educación; no solo intentes pasar por ella. Aprende de ella.

5. Busca trabajo

Puedes comenzar a buscar trabajo en cualquier momento. Si te sientes cómodo trabajando mientras estudias, es posible que desees buscar pasantías, aprendizajes o cualquier tipo de trabajo de nivel inicial incluso antes de terminar la escuela. Necesitas abrirte camino, por lo que cualquier trabajo que te introduzca en el negocio es un paso significativo.

Si tienes que comenzar como asistente o incluso solo haciendo recados para otros animadores, aprovecha esa oportunidad para aprender el negocio y observar cómo los animadores experimentados hacen su trabajo. ¡Comienza desde abajo y ve ascendiendo!

6. Haz conexiones

Ya sea en la escuela o en un trabajo, asegúrate de conectarte con aquellos con quienes estás trabajando. Las conexiones en la industria te ayudarán mucho a obtener oportunidades futuras.

Nunca sabes cuándo tu amigo o colega será contratado en esa compañía de cine en la que siempre quisiste trabajar. Pueden recomendarte o ayudarte a conseguir un trabajo.

7. Mantente al tanto de la tecnología y las tendencias

Sigue aprendiendo siempre. Solo porque terminaste la escuela no significa que dejes de aprender. La tecnología y las tendencias están cambiando constantemente, y necesitas mantenerte al tanto de ellas si quieres tener éxito.

8. Encuentra tu trabajo soñado

Utiliza tu educación, portafolio, experiencia laboral, conexiones y habilidades perfeccionadas para encontrar tu trabajo soñado.

Palabras Finales

El mundo de la animación es un campo amplio con muchas oportunidades, pero eso no significa que será fácil. Necesitarás una variedad de habilidades, talentos, compromiso y mucho trabajo duro. Junto con algo de confianza y determinación, pronto podrás crear animación para el trabajo de tus sueños.

Háznos saber tus planes y experiencia en el mundo de la animación. Nos encantaría saber de ti.