Podemos ganar una pequeña comisión cuando compras algo a través de los enlaces en esta publicación.
Consulta nuestra declaración de divulgación.

Cómo editar retratos en Lightroom

ÍNDICE DE CONTENIDOS

Hay miles de formas de editar retratos en Lightroom. Esa es parte de la belleza del programa. Cada fotógrafo puede agregar su «toque especial» a sus imágenes para crear algo único.

¡Hola! Soy Cara y admito que me llevó algunos años entender cómo editar retratos en Lightroom. Hay muchos controles deslizantes y números para cambiar y todos afectan una imagen de diferentes maneras, algunas de las cuales son difíciles de descifrar.

Pero todos tenemos que empezar en algún lugar. Hoy te mostraré un proceso básico de cómo editar retratos en Lightroom.

No necesariamente tienes que seguir todos los pasos, porque diferentes imágenes requieren diferentes ediciones, pero definitivamente puedes aprenderlos todos y personalizarlos para adaptarlos a tu imagen.

¡Empecemos!

Nota: las capturas de pantalla a continuación son tomadas de la versión de Windows de Lightroom Classic. Si estás utilizando la versión de Mac, se verán ligeramente diferentes.

Paso 1: Importa tu imagen en Lightroom

El primer paso es llevar tu retrato a Lightroom. En el módulo Biblioteca, haz clic en el botón Importar en la esquina inferior izquierda de tu espacio de trabajo, justo encima de la tira de película.

En el lado izquierdo de tu pantalla, elige la fuente, generalmente una tarjeta de memoria o una carpeta en tu computadora. Selecciona la(s) imagen(es) que deseas importar y haz clic en Importar en el lado inferior derecho de tu pantalla.

Cuando termine la importación, Lightroom saltará al espacio de trabajo normal con la tira de película en la parte inferior. Haz clic en Desarrollar para abrir los paneles de edición.

Paso 2: Agregar un Preset

Los ajustes preestablecidos te brindan un punto de partida para trabajar cuando editas. Puedes elegir usar uno de los ajustes preestablecidos incluidos en Lightroom o tal vez hayas comprado o creado los tuyos propios. (Consulta nuestros tutoriales sobre cómo agregar o instalar ajustes preestablecidos o cómo crear tu propio ajuste preestablecido para obtener más información).

Si no tienes un ajuste preestablecido, salta al Paso 3 para continuar editando manualmente.

Paso 3: Ajustar el balance de blancos

Un balance de blancos preciso es clave para obtener los tonos de piel correctos en una imagen. Por supuesto, deberías haber ajustado el balance de blancos en tu cámara a la configuración ideal cuando tomaste la imagen. Pero si no lo hiciste o aún necesita un ajuste, puedes hacerlo en Lightroom.

Abre el panel Básico en el lado derecho de tu espacio de trabajo. La herramienta de balance de blancos está convenientemente ubicada en la parte superior.

La forma más fácil de ajustar el balance de blancos es hacer clic en el gotero y hacer clic en algún lugar de la imagen que debería ser blanco. Si no tienes esa opción, puedes deslizar los controles deslizantes de Temp y Tint hasta que veas resultados precisos.

Paso 4: Exposición, Destacados, Sombras, Etc.

El siguiente paso es ajustar la iluminación correcta en la imagen. Puede hacer ajustes generales con los deslizadores de Exposición y Contraste. Ajuste los Destacados y Sombras individualmente con los deslizadores correspondientes. Juegue también con los Blancos y Negros hasta obtener un resultado satisfactorio.

Si necesita realizar ajustes avanzados de iluminación, la potente función de enmascaramiento de IA de Lightroom es de gran ayuda. Puede seleccionar el sujeto y el cielo, o utilizar máscaras radiales y lineales para iluminar u oscurecer partes específicas de la imagen.

Paso 5: Mi Salsa Secreta

En este punto, la mayoría de los fotógrafos agregarán algo de color a la imagen. ¿Ves cómo es un poco soso?

A veces, esto se hace con los controles deslizantes de Vibrance y Saturation.

Si utilizas estas opciones, ten cuidado de no exagerar. Es muy fácil saturar demasiado la imagen y que se vea sobreeditada. La opción de Vibrance es un poco más sutil e inteligente, pero aún así, úsala con cuidado.

Yo prefiero usar la herramienta de Tone Curve, es mi «secreto», por así decirlo. Ajusté cada uno de los canales de Rojo, Verde y Azul de manera similar. La segunda imagen es mi Point Curve.

Aquí está mi resultado:

Paso 6: Ajustar los Colores

Ajustar la Curva de Tono a veces puede ser un poco fuerte con algunos colores. Aquí, su piel se ha vuelto un poco demasiado naranja. Pero me gusta la viveza de la imagen en general, así que no quiero volver a tocar el balance de blancos.

En su lugar, vamos a entrar en el panel HSL/Color y hacer algunos ajustes. Puedes acceder a los paneles de Tono, Saturación y Luminancia por separado eligiendo la opción correspondiente en la parte superior. Para verlos todos como los tengo aquí, haz clic en Todos.

¡Está tomando forma!

Paso 7: Ajustar el Recorte

En este punto, hemos terminado la mayoría de las ediciones principales. Es hora de afinar el retrato para que realmente brille.

Comenzaremos con el recorte.

Antes de recortar tu imagen, piensa en tu composición. ¿Qué historia estás tratando de contar con la imagen? Tengo a esta encantadora niña aquí, pero también tengo un hermoso fondo. Quiero mantener más del fondo en la imagen para mostrar su entorno.

Sin embargo, creo que hay más fondo del necesario y ella está un poco pequeña en el encuadre. Así que recortaré de esta manera. Mira cómo usar la herramienta de recorte aquí.

Paso 8: Ajuste de Detalles

Acérquese al 100% en su imagen para verificar el ruido. Deliberadamente subexpuse a la niña en mi imagen porque no quería que el cielo se quemara detrás de ella.

Puede utilizar las herramientas de reducción de ruido en el panel Detalle para corregir el grano en su imagen según sea necesario.

Paso 9: Retoque de la piel

Pocos de nosotros tenemos la piel perfecta que deseamos tener, ¡pero en Lightroom la piel puede verse increíble! Crea una máscara de pincel con la claridad reducida para suavizar suavemente la piel del sujeto. Echa un vistazo a un tutorial detallado sobre suavizado de la piel aquí.

También puedes usar la herramienta de Eliminación de manchas para eliminar imperfecciones como granos de la piel del sujeto.

Elige la herramienta en la barra de herramientas encima del Panel básico. Ajusta la opción a Curar y generalmente coloco la opción de Pluma en algún punto intermedio para que se mezcle mejor. Ajusta el tamaño para que sea un poco más grande que la imperfección y haz clic para eliminarla.

Paso 10: Blanquear los dientes, oscurecer los labios, iluminar los ojos

Algunos temas lucen fabulosos tal como están, otros podrían necesitar un pequeño retoque. Es fácil usar las herramientas de enmascaramiento para blanquear los dientes del sujeto y obtener esa brillante sonrisa que todos amamos. Mira cómo blanquear los dientes aquí.

También puedes usar la misma técnica para agregar un toque de color a los labios. Solo aumenta la saturación para que se vean más vibrantes.

Para iluminar los ojos, simplemente agrega un par de gradientes radiales a los ojos y aumenta un poco la exposición. ¡Mantén esto sutil! Las ediciones obvias arruinarán tu foto.

¡Y ahí lo tienes!

No seguirás esta misma fórmula exacta para cada retrato que edites. No todas las fotos requerirán todos los pasos. Sin embargo, esto te da un buen punto de partida para trabajar.

¿Curioso acerca de ediciones más avanzadas que puedes probar? ¡Mira la división de tonos y cómo usarla en Lightroom para llevar tus fotos al siguiente nivel!