Podemos ganar una pequeña comisión cuando compras algo a través de los enlaces en esta publicación.
Consulta nuestra declaración de divulgación.

Cómo solucionar cuando Windows 10 se congela aleatoriamente.

ÍNDICE DE CONTENIDOS

Estás trabajando en una tarea o simplemente navegando en tu PC. De repente, tu PC se congela. Si tu computadora está en buen estado, es posible que Windows 10 sea el culpable.

Esto no necesariamente tiene que ser así. Puedes verificar si hay otros problemas que afecten a Windows. Sin embargo, si es así, este artículo repasará varios métodos para resolver el problema.

windows 10 freezes randomly

Síntomas/Resumen del problema

Estrellarse, congelación aleatoria y sobrecalentamiento del hardware son algunos problemas que pueden resultar de actualizar su PC a la última versión de Windows 10.

Además, después de la reciente actualización de Windows 10, los bloqueos se han vuelto más frecuentes. Antes de experimentar otra congelación frustrante, pruebe las siguientes soluciones a continuación para solucionar el problema.

Soluciones básicas: Hardware

Lo más fácil de hacer es verificar si todo su hardware funciona correctamente, especialmente si usted es alguien que utiliza muchos periféricos (ratones, teclados, USB, etc). Si su PC se está sobrecalentando o sus piezas son antiguas, es mejor comenzar verificando su hardware.

Paso 1: Desconecte su ratón, teclado, altavoces y cualquier otro hardware conectado a su PC.

Paso 2: Reinicie su PC y verifique si el congelamiento sigue siendo un problema.

Soluciones básicas: Software

Si el hardware no es el problema, existe la posibilidad de que algún software de terceros sea el culpable. Para eliminar esta posibilidad, desinstala el nuevo software que pueda estar causando el problema.

Paso 1: Abre el Panel de control desde la barra de búsqueda de Windows

Paso 2: Selecciona Desinstalar un programa en Programas.

Paso 3: Ordena la lista de programas por su fecha de instalación. Luego encuentra los programas que deseas desinstalar, haz clic derecho sobre ellos y selecciona desinstalar.

Verificar la presencia de malware

Una PC infectada también puede hacer que tu PC se ralentice o se congele. Para asegurarte de que tu PC no esté infectada, puedes ejecutar un programa antivirus para buscar malware. Hay muchas opciones disponibles. Tu computadora incluso puede tener uno incorporado, pero si está vencido o no funciona bien, puedes probar algunos programas antivirus de terceros.

Windows 10 viene con su propio Firewall y sistema antivirus conocido como Windows Defender. Puedes realizar un escaneo rápido o un escaneo completo abriendo Windows Defender y luego haciendo clic en Seguridad de Windows y escaneo rápido/escaneo completo.

Desactiva tu antivirus

No todos los programas antivirus son iguales. Algunos ponen cargas innecesarias en tu PC y causan bloqueos frecuentes. McAfee, que viene preinstalado en muchas PC, es conocido por esto. Puedes desactivar tu antivirus desde el inicio a través del administrador de tareas para ver si esto ayuda a evitar que Windows 10 se congele.

Paso 1: Abre el Administrador de tareas desde la barra de búsqueda de Windows.

Paso 2: Ve a inicio, luego encuentra tu antivirus y desactívalo.

Libera espacio en tu computadora

Tu computadora puede tener problemas para funcionar si tu disco duro está lleno. Elimina archivos adicionales y desinstala programas que no necesites.

Por lo general, puedes encontrar archivos adicionales en la carpeta de Descargas o incluso en el Panel de control.

También puedes utilizar un programa limpiador de PC como CleanMyPC que eliminará automáticamente los archivos basura y duplicados del sistema por ti.

Soluciones avanzadas

1. Instalar la actualización más reciente de Windows

Asegúrese de que su versión de Windows esté actualizada. Una versión anterior puede tener errores y afectar negativamente el rendimiento de su PC.

Paso 1: Encuentre la sección «Buscar actualizaciones» en Configuración a través de la barra de búsqueda de Windows.

Paso 2: Busque actualizaciones. Instálelas cuando encuentre actualizaciones.

2. Restablecer Netsh Winsock

Otra solución potencial es intentar restablecer su adaptador de red para ver si esto ayuda.

Paso 1: Abra «Símbolo del sistema» desde la barra de búsqueda de Windows.

Paso 2: Ejecute el comando, «netsh winsock reset».

Paso 3: Reinicie su PC.

3. Actualizar sus controladores

Los controladores desactualizados también pueden causar problemas. Por lo general, Windows se encarga de actualizar los controladores por sí mismo. Puede actualizar todos los controladores a la vez ejecutando Windows Update (como se describe arriba); sin embargo, para actualizar un controlador individual, siga el método a continuación.

Paso 1: Abra el Administrador de dispositivos desde la barra de búsqueda de Windows.

Paso 2: Seleccione el controlador que desea actualizar, haga clic derecho en él y seleccione Actualizar controlador. Luego haga clic en «Buscar automáticamente software de controlador actualizado» y finalice el proceso para actualizar el controlador.

4. Actualizar BIOS

BIOS viene preinstalado en su computadora y ayuda con las operaciones en tiempo de ejecución y el arranque. Por lo general, no es necesario actualizarlo. Sin embargo, esta es una solución potencial si nada más funciona.

Paso 1: Identifique su producto. Si construyó su propia PC, puede actualizar su BIOS desde el fabricante de su placa base. Puede ir a su sitio web, buscar nuevas actualizaciones para BIOS e instalarlas. De manera similar, si está utilizando una PC que compró, puede encontrar el número de producto yendo a Información del sistema desde la barra de búsqueda de Windows.

Paso 2: Vaya al sitio web del fabricante de su PC y en Soporte al cliente busque BIOS. Descargue la última versión.

Una vez que haya terminado, reinicie su computadora.

5. Comprobador de archivos del sistema

Puede utilizar el Comprobador de archivos del sistema para verificar si hay alguna corrupción en Windows que pueda estar causando congelamientos.

Paso 1: Abre «Símbolo del sistema» desde la barra de búsqueda de Windows.

Paso 2: Escribe el comando «sfc /scannow» y presiona enter. El escaneo tomará algún tiempo y resaltará los problemas del sistema que luego podrás solucionar.

6. Borrar y reinstalar completamente Windows

Si ninguno de estos métodos funciona, puedes optar por borrar completamente tu PC y reinstalar Windows.

Primero, asegúrate de hacer una copia de seguridad de tus archivos y luego tener Windows 10 listo para instalar desde una unidad flash (o un disco de instalación, si tienes una unidad de disco). Si no tienes una versión de Windows que se pueda arrancar, puedes aprender dos métodos para crear una aquí.

Descargar e instalar Windows 10

Sigue los pasos en el sitio web de Microsoft para descargar la herramienta de creación de medios de Windows y descargar Windows en una unidad USB como un disco de Windows. Una vez que tengas el instalador de Windows guardado de manera segura en tu USB, puedes continuar con los siguientes pasos.

Hacer una copia de seguridad de tu disco duro: Usando Windows 10

Paso 1: Busca «Configuración de copia de seguridad» en la caja de búsqueda de Windows, luego ábrela.

Paso 2: Selecciona Más opciones.

Paso 3: Activa la Historia de archivos después de seleccionar una unidad.

Hacer una copia de seguridad de tu disco duro: Usando Minitool

Descarga e instala Minitool Partition Wizard Free. La versión gratuita es suficiente para esta tarea.

Paso 1: Abre Minitool Partition Wizard. Selecciona el asistente de copia de disco después de seleccionar el disco del sistema.

Paso 2: Selecciona el disco que deseas copiar y el que deseas sobrescribir (el disco duro). Ten en cuenta que esto borrará los archivos existentes en el disco en el que estás escribiendo. Sigue el resto del proceso y haz clic en Aplicar.

Restaurar Windows 10: Usando Windows 10

Paso 1: Escribe «copia de seguridad» en la barra de búsqueda de Windows 10.

Paso 2: Bajo la configuración de copia de seguridad, selecciona Restaurar archivos desde una copia de seguridad actual. Sigue los pasos y haz clic en Iniciar copia de seguridad.

Reinstalar Windows 10: Usando Minitool

Una vez que hayas borrado tu disco, puedes reinstalar Windows.

Paso 1: Conecta tu dispositivo USB con el instalador de Windows 10 a tu PC.

Paso 2: Selecciona las secciones apropiadas del disco duro (particiones) cuando se te solicite elegir una ubicación para instalar Windows. Elige el espacio no asignado al realizar una instalación limpia de Windows 10.

Conclusión

Un Windows 10 lento o congelado siempre es un problema molesto. Afortunadamente, si Windows es el culpable, tienes opciones para resolver el problema. Espero que hayas podido solucionar tu problema de congelación de Windows 10. Como siempre, por favor comenta tu experiencia resolviendo el problema a continuación.