Podemos ganar una pequeña comisión cuando compras algo a través de los enlaces en esta publicación.
Consulta nuestra declaración de divulgación.

Cómo solucionar la desaparición del cursor en Mac.

ÍNDICE DE CONTENIDOS

Cuando el cursor del mouse desaparece en Mac, puede causar mucha frustración y dolores de cabeza. Pero hay varias posibles causas y soluciones para este problema. Entonces, ¿cómo puedes hacer que tu cursor del mouse vuelva a aparecer?

Mi nombre es Tyler y soy un experto en computadoras Apple. A lo largo de los años, he visto y resuelto miles de errores y problemas en Macs. Mi parte favorita de este trabajo es saber que puedo ayudar a los propietarios de Mac a aprovechar al máximo sus computadoras.

En esta publicación, explicaré por qué tu cursor del mouse podría desaparecer en Mac. Luego revisaremos algunas formas en las que puedes solucionarlo y hacer que tu cursor del mouse vuelva a aparecer.

¡Vamos a ello!

Puntos clave

  • Cuando el cursor del mouse desaparece, puede ser una experiencia incómoda y molesta, pero hay soluciones.
  • Puedes intentar agitar o mover el mouse para que aparezca el cursor. Esto hará que el cursor se agrande temporalmente, permitiéndote verlo más fácilmente si tienes un monitor grande.
  • También puedes cambiar la configuración de tu cursor para que sea más fácil de encontrar en el futuro.
  • Ejecutar scripts de mantenimiento a través de Terminal o con una aplicación de terceros como CleanMyMac X puede solucionar cualquier problema potencial de software.
  • Puedes restablecer tu SMC o NVRAM para solucionar este problema si todo lo demás falla.

Por qué desaparece el cursor del mouse en Mac

Cuando el cursor desaparece, puede parecer que tu Mac está fuera de control. Aunque parezca aleatorio, puede ser muy frustrante cuando esto sucede. Afortunadamente, puedes probar algunas soluciones rápidas para volver a la normalidad.

La primera pista para encontrar tu ratón es agitarlo. Mueve tu ratón o mueve tu dedo hacia adelante y hacia atrás en el trackpad, y tu cursor se agrandará por un momento, lo que facilitará su localización. Si tu Mac tiene una pantalla más grande, puede ser más fácil encontrar tu cursor.

Otro consejo rápido para encontrar el cursor de tu ratón es hacer clic derecho. Al hacer clic derecho en cualquier lugar de tu escritorio, obtendrás un menú de opciones donde se encuentre actualmente tu cursor. Esta es una forma rápida y fácil de localizar tu cursor de ratón.

Un último método fácil para encontrar tu cursor es hacer clic en el Dock.

Puedes encontrar rápidamente tu cursor en la parte inferior de la pantalla moviendo tu cursor a lo largo del dock.

Solución #1: Cambiar la configuración del cursor del mouse en Mac

Si a menudo tienes problemas para encontrar el cursor del mouse, macOS tiene algunas opciones útiles para ayudarte. Cambiar la configuración del cursor del mouse facilitará el seguimiento de tu cursor en la pantalla. Puedes hacer que tu cursor sea más grande o más pequeño y habilitar varias configuraciones.

Para comenzar a cambiar la configuración de tu mouse, localiza la aplicación Preferencias del sistema desde el Dock o el LaunchPad.

Desde aquí, selecciona Trackpad para acceder a la velocidad de tu puntero. Aquí, puedes cambiar tu velocidad de seguimiento con el control deslizante en la parte inferior.

También puedes cambiar el tamaño del cursor para facilitar su búsqueda en el futuro. Puedes hacer esto accediendo a las Preferencias del sistema. Desde aquí, localiza la opción marcada como Accesibilidad.

En las opciones de Accesibilidad a lo largo de la izquierda, selecciona Pantalla. Se te presentará una ventana que te permitirá cambiar el tamaño del cursor. Simplemente arrastra el control deslizante hacia la derecha o hacia la izquierda para establecer el tamaño del cursor según tus preferencias.

Además, debes asegurarte de que la opción «Agitar el puntero del mouse para localizar» esté habilitada en tu Mac.

Solución #2: Ejecutar Scripts de Mantenimiento

Si el cursor del mouse no aparece, un posible remedio es ejecutar scripts de mantenimiento a través de la Terminal. Eliminar registros del sistema, scripts y archivos temporales puede resolver muchos problemas potenciales. Para hacer esto, localiza el icono de Terminal en el Dock o Launchpad.

Con la Terminal abierta, escribe el siguiente comando y presiona enter:

Sudo periodic daily weekly monthly

Tu Mac puede solicitar tu contraseña. Solo ingresa tus credenciales y presiona enter; el script se ejecutará en unos momentos. Si no te gusta usar la Terminal, puedes probar aplicaciones de terceros como CleanMyMac X que se encargan de todo por ti.

Ejecutar scripts de mantenimiento con CleanMyMac X es relativamente fácil. Solo descarga y ejecuta el programa, y selecciona Mantenimiento de las opciones a la izquierda. Haz clic en Ejecutar scripts de mantenimiento y luego en el botón Ejecutar. El programa se encargará de todo a partir de ahí.

Solución #3: Restablecer el SMC y NVRAM de tu Mac

Si las soluciones simples no funcionan, es posible que debas restablecer el SMC o Controlador de Gestión del Sistema de tu Mac. Este es un chip en la placa base que controla funciones esenciales como el teclado y el panel táctil. Si el cursor del mouse desaparece, esto podría ser la causa.

Para restablecer tu SMC, debes determinar qué tipo de Mac tienes. Si estás utilizando un Mac basado en silicio, todo lo que tienes que hacer es reiniciar tu computadora.

Para las Mac con procesadores Intel, todo lo que necesitas hacer es una combinación de teclas simple. Primero, apaga tu Mac. Luego, mantén presionadas las teclas Control, Option y Shift mientras enciendes tu Mac. Sigue manteniendo presionadas estas teclas hasta que escuches el sonido de inicio.

Suelta las teclas y deja que tu Mac se inicie. Si esto no soluciona el problema, puedes intentar restablecer la NVRAM. La NVRAM es una memoria de acceso aleatorio no volátil y se refiere a la pequeña cantidad de memoria que tu sistema utiliza para almacenar archivos y configuraciones específicas para un acceso rápido.

Para restablecer la NVRAM de tu Mac, primero apaga completamente tu computadora. Luego, mantén presionadas las teclas Command, Option, P y R mientras enciendes tu Mac. Sigue manteniendo presionadas estas teclas hasta que escuches el sonido de inicio, luego suéltalas.

Pensamientos Finales

Puede ser una experiencia frustrante cuando el cursor del mouse desaparece en su Mac. Un cursor de mouse puede funcionar incorrectamente por diversas razones, desde errores de programa hasta problemas de hardware. Afortunadamente, puede probar algunas soluciones rápidas para salir del apuro.

En muchos casos, su cursor de mouse simplemente se está ocultando y puede localizarlo agitando el mouse, haciendo clic derecho o haciendo clic en el Dock. Esto le mostrará instantáneamente dónde se está ocultando el cursor. También puede cambiar configuraciones como el tamaño del cursor y la velocidad de seguimiento. Si todo lo demás falla, puede restablecer el SMC o NVRAM de su Mac.