Podemos ganar una pequeña comisión cuando compras algo a través de los enlaces en esta publicación.
Consulta nuestra declaración de divulgación.

Mejor gestor de fuentes para Mac

ÍNDICE DE CONTENIDOS

Elegir la fuente correcta es esencial para crear contenido convincente. Pero ¿cómo encuentras la fuente preferida si tienes miles de ellas? Si eres un diseñador o alguien que trabaja con cientos o incluso miles de fuentes, tener un buen gestor de fuentes para organizar colecciones de fuentes es esencial.

Existen diferentes aplicaciones de fuentes, pero la pregunta es, ¿cómo elegir el mejor gestor para tu trabajo?

gestor de fuentes para Mac

En este artículo, te mostraré algunas de las mejores aplicaciones de gestión de fuentes para Mac y las características clave de cada gestor de fuentes. También incluiré información útil que puede ayudarte a decidir si necesitas o no un gestor de fuentes y decidir cuál usar.

Puntos clave

  • Los administradores de fuentes son esenciales para usuarios de fuentes pesados como diseñadores y empresas que necesitan mantener las fuentes organizadas y usar una variedad de fuentes.
  • Un administrador de fuentes es ideal para usuarios de fuentes que desean ahorrar espacio en la computadora, trabajar con fuentes en diferentes aplicaciones y acelerar el flujo de trabajo.
  • Typeface es la opción mejor en general para cualquier amante de las fuentes, a los diseñadores les encantará Connect Fonts por sus integraciones creativas de aplicaciones, y si estás buscando una opción gratuita, FontBase es la opción a elegir.
  • Wordmark puede ser una buena opción si estás buscando un administrador de fuentes basado en la web.

Una vez que descargues e instales una fuente, se guardará en la biblioteca del sistema, conocida como Font Book. Puedes encontrarla yendo a Finder, manteniendo presionada la tecla Option, yendo al menú superior y haciendo clic en Ir > Biblioteca.

Nota: solo verás la opción Biblioteca cuando mantengas presionada la tecla Option.

Mac tiene su herramienta de gestión de fuentes del sistema: Font Book, que puedes usar para previsualizar y agregar fuentes a colecciones. Si estás buscando una gestión avanzada de fuentes, puedes elegir un administrador de fuentes profesional como Typeface, RightFont, FontBase, etc.

Sí, Font Book es un software gratuito de gestión de fuentes preinstalado en Mac. No necesitas ningún paso adicional para descargarlo. Cuando descargues e instales una fuente, se abrirá automáticamente Font Book.

Si ves que tus fuentes ocultas están en gris en Font Book, selecciona la fuente y haz clic en el botón Descargar.

Puedes desactivar las fuentes protegidas desde la aplicación Font Book preinstalada en Mac. Haz clic derecho en la fuente y selecciona la opción Eliminar fuente.

¿Qué es un administrador de fuentes y necesitas uno?

Un administrador de fuentes es una aplicación que te permite organizar y gestionar todas las fuentes instaladas en tu computadora. Algunos administradores de fuentes avanzados incluso pueden ayudarte a organizar tus fuentes desde software creativo.

Si trabajas con proyectos creativos, entonces sí, es una buena idea usar un administrador de fuentes para organizar tus colecciones de fuentes o utilizar fuentes basadas en la nube que pueden ahorrar espacio.

Por supuesto, un administrador de fuentes no es solo para diseñadores, por ejemplo, es bueno organizar tus fuentes para publicaciones e incluso presentaciones. En este caso, no tienes que elegir una aplicación elegante. Ser consistente con la fuente y usar la fuente adecuada para diferentes usos siempre suma puntos a tu profesionalismo.

Es cierto que podemos memorizar algunas familias de fuentes por su nombre, como Helvetica, Arial, o algunas de las fuentes de uso frecuente, pero no podemos memorizar todas. ¿Qué pasa si quieres encontrar una fuente que usaste hace un tiempo para un nuevo proyecto?

Aquí es cuando un administrador de fuentes fácil de usar resulta especialmente útil porque puedes encontrar rápidamente lo que necesitas sin perder tiempo revisando el libro de fuentes o buscando el documento antiguo.

Además de proteger las fuentes del sistema contra eliminaciones accidentales, el mejor administrador de fuentes también puede buscar, ver, ordenar y renombrar fuentes, así como solucionar o desinstalar las que están dañadas.

Cuando usas fuentes sin un administrador de fuentes, generalmente se copian en la carpeta de fuentes del sistema. Tener toneladas de fuentes significativas y poco utilizadas almacenadas en ella conduce a tiempos de carga de aplicaciones largos (InDesign, Illustrator, Photoshop) y errores de rendimiento del sistema.

Lo excelente del administrador de fuentes es que está diseñado para mantener la estabilidad del sistema. Puede activar/desactivar una fuente o grupo de fuentes manual o automáticamente solo cuando sea necesario, sin desperdiciar recursos del sistema.

Sé que Apple ya tiene su propia aplicación de gestión: Font Book, pero es bastante básica y tiene un conjunto limitado de funciones.

Si tienes una gran colección y usas muchas fuentes al día, es posible que las funciones básicas de Font Book no sean suficientes. En las secciones siguientes, te mostraré cómo pruebo/utilizo algunos de los mejores administradores de fuentes y por qué te los recomiendo.

6 Mejores Gestores de Fuentes para Mac: Los Ganadores

Si finalmente decidiste probar un administrador de fuentes, aquí tienes seis opciones increíbles. Algunas son mejores para uso profesional, algunas son geniales para cualquier usuario, algunas ofrecen características más avanzadas, de todos modos, cada una tiene su mejor opción.

1. Tipo de letra (Mejor en general)

  • Precio: prueba de 15 días, $35.99
  • Compatibilidad: macOS 10.12 (Sierra) o superior
  • Características clave: vista previa de fuentes, organizar colecciones, comparación de fuentes, activar/desactivar fuentes, se integra con Adobe Fonts y Google Fonts
  • Pros: interfaz sencilla, totalmente personalizable, funciones avanzadas
  • Contras: caro

Tanto si eres un diseñador profesional como si simplemente te encantan las fuentes, Typeface es adecuado para todos debido a su interfaz sencilla y diseño minimalista que te permite navegar y organizar tus fuentes rápidamente.

Puedes buscar fuentes por categoría o estilo/familia de fuente como sans, serif, script, monoespaciada, etc. También puedes crear tu propia colección de fuentes por categorías o agregar etiquetas como moderno, retro, web, título, logotipo, ambiente veraniego, etc., ¡tú decides!

Una característica genial que tiene Typeface es la Comparación de fuentes, que te permite elegir una fuente y compararla con otras colecciones seleccionadas de fuentes una encima de la otra.

Otra cosa que me gusta mucho de Typeface son sus opciones de visualización flexibles. Puedes decidir cuántas fuentes se muestran en una página, ajustar el tamaño y ver cómo se ve la fuente en diferentes estilos de contenido de texto.

Typeface tiene muchas características que no se muestran en el panel básico, pero puedes encontrarlas fácilmente en el menú superior. Por ejemplo, puedes exportar fuentes de Adobe y cambiar el modo de visualización.

Puedes obtener la aplicación Typeface de la App Store de forma gratuita, y después de una prueba de 15 días, puedes obtenerla por $35.99. O puedes obtenerla de forma gratuita con una suscripción en Setapp junto con otras aplicaciones comerciales para Mac.

2. FontBase (Mejor Gratis)

  • Precio: gratis
  • Compatibilidad: macOS X 10.10 (Yosemite) o posterior
  • Características clave: Organización de fuentes sin problemas, activación/desactivación de fuentes, acceso a fuentes de Google
  • Pros: Gratis, fácil de usar, opción de actualización asequible
  • Contras: Nada de qué quejarse considerando que es gratis 😉

FontBase es un gestor de fuentes gratuito multiplataforma que tiene la mayoría de las características necesarias, lo que lo convierte en la mejor alternativa a otros gestores de fuentes de pago. Además de la ventaja de precio, su interfaz intuitiva y sus características de organización de fuentes sin problemas permiten a los usuarios elegir y organizar fuentes fácilmente.

Encontrarás varias categorías, colecciones, carpetas y otros filtros en la barra lateral izquierda. A la derecha, hay una lista de fuentes con vistas previas.

Puedes cambiar el tamaño de la fuente y regular cuántas opciones se muestran en una página. Además, puedes elegir el color preferido tanto para las fuentes como para el fondo, lo cual es genial para previsualizar cómo se verá tu fuente en un proyecto.

FontBase facilita la importación/adición de fuentes. Puedes arrastrar y soltar una carpeta (con o sin subcarpetas) con fuentes en la aplicación o hacer clic en el botón Agregar y encontrar la fuente en tu computadora.

FontBase funciona sin problemas cuando se trata de soporte de fuentes de Google. También puedes sincronizar tus fuentes en varios escritorios moviendo la carpeta raíz de la aplicación a Dropbox o Google Drive.

Si deseas tener acceso a funciones más avanzadas como autoactivación, búsqueda avanzada de fuentes, etc., siempre puedes actualizar a FontBase Awesome a un precio razonable: $3/mes, $29/año o una compra única de $180.

3. Conectar Fuentes (Ideal para Diseñadores)

  • Precio: Prueba gratuita de 15 días, plan anual $108
  • Compatibilidad: macOS 10.13.6 (High Sierra) o posterior
  • Funciones clave: sincronización y organización de fuentes, integración con muchas aplicaciones, detección de fuentes desde el software
  • Pros: Integración con aplicaciones profesionales, basado en la nube, buena categorización
  • Contras: Caro, interfaz de usuario compleja

Desarrollado por Extensis, Connect Fonts es la nueva versión de Suitcase Fusion. Es un avanzado gestor de fuentes basado en la nube para organizar, encontrar, visualizar y utilizar fuentes en tu flujo de trabajo.

No es el gestor de fuentes más intuitivo en comparación con otras opciones. Sin embargo, una vez que descubres la configuración, puedes sincronizar fácilmente la colección de fuentes a través de la nube y hacerla accesible en todos tus dispositivos. También hay una herramienta llamada FontDoctor, enfocada en la detección y reparación de corrupción de fuentes.

Connect Fonts funciona mejor para diseñadores y desarrolladores profesionales que buscan características más avanzadas e integración con terceros. Los complementos de Connect Fonts están disponibles para software de diseño como Photoshop, Adobe Illustrator, InDesign y After Effects.

Una característica genial que realmente me gusta es que si arrastras un archivo de diseño a Connect Fonts, puede mostrarte qué fuentes se utilizan en el archivo (si el texto en el archivo original no está contorneado).

La única razón por la que no adquiriría Connect Fonts es el costo y la falta de una opción de compra única.

El plan anual cuesta $108 (aproximadamente $9/mes), lo cual considero un poco caro. Ofrece una prueba gratuita de 15 días, pero el proceso de descarga es bastante complicado y necesitarás crear una cuenta para ello. Aún así, creo que vale la pena probarlo si el presupuesto no es un problema.

Lee mi reseña completa de Extensis Connect Fonts para obtener más información.

4. RightFont (Mejor para profesionales)

  • Precios: prueba gratuita de 15 días, licencia individual $59, licencia de equipo desde $94
  • Compatibilidad: macOS 10.13 (High Sierra) o posterior
  • Características clave: Sincronización y compartición fácil de fuentes, organización de fuentes, integración con software creativo y Google
  • Pros: Integración con aplicaciones profesionales, opciones de búsqueda avanzadas, buena categorización
  • Contras: No es tan intuitivo como otros gestores de fuentes

RightFont está diseñado para diseñadores profesionales y equipos. Por lo tanto, la interfaz de usuario de la aplicación es un poco más complicada, lo que significa que no se ven ciertas opciones de un vistazo. Puede ser confuso para algunos principiantes que no están familiarizados con los gestores de fuentes.

RightFont es similar a Typeface y de hecho, es uno de los mayores competidores de Typeface debido a su increíble conjunto de funciones y opciones aún más avanzadas.

Las características de gestión de fuentes permiten que puedas sincronizar, importar y organizar fácilmente las fuentes del sistema, o activar Google Fonts y Adobe Fonts. Lo más importante es que me gusta cómo se integra con muchas aplicaciones creativas como Adobe CC, Sketch, Affinity Designer y más.

Como diseñador, me resulta útil elegir fuentes para mi proyecto y compartirlas con mi equipo.

Con tu software abierto, si pasas el cursor sobre una fuente en RightFont, puedes cambiar directamente la fuente del texto en el que estás trabajando en el software.

Si estás trabajando en un proyecto de equipo, RightFont te permite sincronizar tu biblioteca de fuentes y compartirla con tu equipo a través de Dropbox, iCloud, Google Drive y otros servicios en la nube. Por lo tanto, no habrá problemas con fuentes faltantes, etc.

Además de las increíbles características, creo que RightFont ofrece un precio bastante razonable. Puedes obtener una licencia individual por $59 para un solo dispositivo, o una licencia de equipo a partir de $94 para dos dispositivos. Antes de comprometerte, puedes obtener una prueba gratuita completamente funcional de 15 días.

5. WordMark (El más fácil de usar)

  • Precio: Gratis, o actualice a WordMark Pro por $3.25/mes
  • Compatibilidad: Basado en web
  • Funciones clave: Vista previa de fuentes, comparar fuentes
  • Pros: Acceso gratuito, fácil de usar, basado en el navegador (no ocupa espacio en tu computadora)
  • Contras: Pocas funciones con la versión gratuita

Wordmark es una herramienta basada en el navegador que muestra las colecciones de fuentes de tu computadora. Puedes previsualizar texto en diferentes fuentes escribiéndolo en el navegador sin tener que descargar ninguna aplicación, lo cual es una gran ventaja de Wordmark porque, a diferencia de otros gestores de fuentes, no ocupa ningún espacio de almacenamiento en tu computadora.

Wordmark busca en los discos duros de los usuarios todas las fuentes y permite desplazarse por los resultados para elegir las mejores opciones. Si quieres saber qué fuente es, simplemente pasa el cursor sobre el texto y te mostrará el nombre de la fuente (como se muestra en el recuadro rojo que dibujé).

¡Es tan simple como eso! Esta herramienta es una elección perfecta para usuarios ocasionales que buscan ideas de fuentes para sus nuevos proyectos.

En comparación con las aplicaciones mencionadas anteriormente, Wordmark carece de algunas características principales como la activación/desactivación de las fuentes, y las características gratuitas son bastante limitadas.

Por ejemplo, para desbloquear el soporte de Google Fonts, etiquetado, modo nocturno y otras características útiles, puedes actualizar a Wordmark Pro por tan solo $3.25/mes. Sin embargo, puedes probarlas de forma gratuita durante 24 horas.

6. Font Agent (Mejor para Empresas)

  • Precios: Prueba gratuita de 15 días, plan anual desde $59
  • Compatibilidad: macOS 10.11 (El Capitan) o superior
  • Funciones clave: vista previa de fuentes, compartir y organizar fuentes, búsqueda inteligente de fuentes
  • Pros: Herramientas potentes para necesidades empresariales, excelente funcionalidad de compartir y cooperar
  • Contras: Interfaz antigua, no apto para principiantes

Sé que califiqué a RightFont como el mejor gestor de fuentes para profesionales, pero FontAgent es un poco más poderoso, ya que este software está diseñado para empresas y corporaciones debido a sus funciones de compartir que permiten a múltiples usuarios gestionar las fuentes.

Además, la última versión está optimizada para los chips M1 y M2 de Apple, lo que hace que funcione sin problemas en tu Mac.

FontAgent tiene todas las funciones básicas, como importar, sincronizar, agregar etiquetas, compartir, comparar fuentes, integraciones de aplicaciones, etc.

Me gusta su función de búsqueda avanzada, que se llama Búsqueda Inteligente/Búsqueda Rápida en FontAgent, porque puedo encontrar rápidamente las fuentes aplicando filtros.

No soy fan de su interfaz de usuario, pero bueno, eso no es lo más importante a considerar si las otras funcionalidades funcionan bien. Bueno, tengo que decir que no es la aplicación más fácil de usar al principio, pero lo entenderás después de un par de veces.

Generosamente, FontAgent ofrece una prueba gratuita de 30 días para nuevos usuarios. Si te gusta, hay un par de opciones dependiendo de para qué lo vayas a usar. La versión básica cuesta $59, la versión estándar cuesta $99 y si eres un usuario existente, puedes actualizar el software por $65.

Cómo elegimos y probamos estos administradores de fuentes de Mac

El mejor software de gestión de fuentes debe contar con múltiples funciones para acelerar su flujo de trabajo, y debe ser más avanzado que el libro de fuentes predeterminado del sistema. De lo contrario, ¿por qué molestarse en obtener un administrador de fuentes, verdad?

Estos administradores de fuentes se prueban y seleccionan en función de su interfaz de usuario/facilidad de uso, características de organización, integración/compatibilidad y precios.

Utilicé MacBook Pro para probar estas aplicaciones y las probé con diferentes programas de diseño como Adobe Illustrator y Photoshop.

Así es como pruebo cada aspecto del software de gestión de fuentes.

Interfaz de usuario/Facilidad de uso

El mejor software le permite personalizar las opciones de visualización y gestionar colecciones de fuentes, por lo que buscamos un administrador de fuentes con una interfaz intuitiva y fácil de usar que le permita encontrar la fuente que necesita de inmediato.

Otro factor importante con respecto a las opciones de visualización es que debe poder comparar fuentes de un vistazo. Por ejemplo, puede escribir el texto y ver cómo se ve con diferentes fuentes al mismo tiempo desde el panel de visualización.

Características de organización

Un buen administrador de fuentes debe permitirle crear grupos, categorías, etiquetas o etiquetas. También debe poder activar y desactivar las fuentes, filtrarlas como desee, ordenar, imprimir, exportar y más con solo unos pocos clics.

Integración/Compatibilidad

El soporte para servicios en la nube como Adobe CC, Adobe Fonts, Google Fonts, Dropbox, Google Drive y SkyFonts le ayudará a copiar su colección de fuentes en cada dispositivo que utilice, así como a compartirla con otros. La integración de software de terceros es una característica útil, especialmente para diseñadores, equipos y agencias.

Precios

El precio del software debe ser razonable en comparación con las funciones que ofrece. Si una aplicación no es gratuita, el precio debe ser justo y al menos debe ofrecer una prueba gratuita para que la pruebe antes de comprarla.

Pensamientos Finales

Elegir el software de gestión de fuentes adecuado para ti realmente depende de tu flujo de trabajo (y presupuesto para algunos). Espero que esta guía pueda ayudarte a elegir la mejor opción que satisfaga todas tus necesidades profesionales.

¿Has probado alguna otra aplicación que valga la pena destacar en esta reseña de aplicaciones de gestión de fuentes para Mac? ¡Déjanos saber en los comentarios a continuación!

¿Has probado alguna de las aplicaciones/software de gestión de fuentes para Mac mencionadas anteriormente? ¿Me he perdido algún otro buen software/aplicación en esta guía? No dudes en dejar un comentario y hacérmelo saber.