Podemos ganar una pequeña comisión cuando compras algo a través de los enlaces en esta publicación.
Consulta nuestra declaración de divulgación.

Mejor software de conversión de video

ÍNDICE DE CONTENIDOS

Vivimos en un mundo lleno de videos digitales, pero hay más opciones disponibles que el catálogo de tus servicios de streaming favoritos. Si bien nuestros dispositivos más queridos están mejorando en la reproducción de todo tipo de archivos de video caseros y descargados, hay muchas ocasiones en las que necesitarás convertir de un formato a otro.

software de conversión de video

Puedes pagar a un profesional para que lo haga por ti, o simplemente puedes usar el mejor software de conversión de video disponible, cortesía de SoftwareHow!

Después de muchas pruebas, el mejor convertidor de video de pago que probamos fue Movavi Video Converter, que está disponible tanto para Windows como para macOS. Es uno de los convertidores más rápidos que probamos y mantiene perfectamente la calidad de tu archivo de origen, admite una amplia gama de formatos y viene con perfiles de conversión preestablecidos para asegurarse de que tu video se reproduzca en cualquier dispositivo que elijas. Lo mejor de todo es que tiene una interfaz sencilla y fácil de usar que elimina la mayor parte de la confusión en la conversión de video.

El mejor convertidor de video gratuito que probamos fue Handbrake, un convertidor de video de código abierto disponible para macOS, Windows y Linux. Si bien no tiene las características y herramientas adicionales disponibles en un convertidor de pago, es muy respetado por la velocidad y calidad de sus conversiones. La interfaz ha mejorado considerablemente en los últimos años y logra evitar muchos de los problemas de diseño confusos que afectan a muchos software gratuitos y de código abierto.

Nota rápida sobre la seguridad de Handbrake: A principios de 2017, los servidores que alojaban la versión de Mac del software fueron hackeados y los archivos del instalador fueron editados para incluir una variante de malware llamada Proton. Aunque esto se detectó y corrigió casi de inmediato, destaca la importancia de mantener actualizado tu software de seguridad. Handbrake ahora es completamente seguro de usar, pero nunca se sabe cuándo algo así puede suceder, especialmente cuando está fuera del control del desarrollador.

Por qué confiar en mí para esta reseña

Hola, mi nombre es Thomas Boldt, y he presenciado la evolución del video digital desde sus inicios hasta la era de Youtube. He visto los primeros videos digitales del juego de terror de los años 90, Phantasmagoria, y los horrores aún más profundos del mensaje interminable de «Buffering» de RealPlayer (si eres demasiado joven para entender esa broma, considérate afortunado). Ahora nos encontramos nadando en videos digitales, desde maratones de Netflix de una temporada completa hasta transmisiones en vivo de bases de investigación antárticas e incluso videos de 8 horas creados para que los vea tu gato.

A medida que el video digital ha superado sus dificultades y se ha convertido en la experiencia casi perfecta que disfrutamos hoy en día, he estado experimentando con una amplia gama de herramientas de creación, edición y conversión de video. Afortunadamente, trabajar con procesadores modernos increíblemente rápidos y dispositivos de almacenamiento hace que el proceso sea mucho más fluido de lo que solía ser, pero mi experiencia trabajando con estas herramientas te ayudará a encontrar el mejor convertidor de video para tus necesidades.

Nota: Ninguno de los desarrolladores mencionados en esta reseña me ha proporcionado ninguna compensación por escribir este artículo, y no han tenido ninguna participación editorial o revisión del contenido final. De hecho, al menos uno de ellos probablemente no estará muy contento con lo que he escrito, por lo que es importante señalar que todas las opiniones expresadas aquí son mías.

Mejor software de conversión de video: Nuestras mejores opciones

Mejor opción de pago: Movavi Video Converter

(Mac/Windows, $54.95 por año o $64.95 de por vida)

Una interfaz simple y fácil de usar. Puede que no gane premios de diseño, pero es buena para la interacción del usuario.

Movavi Video Converter está disponible a un precio competitivo tanto para Windows como para Mac, probé ambas versiones y encontré que funcionan de manera idéntica con la misma interfaz de usuario. Las capturas de pantalla en esta reseña son de la versión de Windows, pero la única forma de saberlo es a través de la barra de menú del programa y las fuentes.

MVC ofrece una prueba gratuita de 7 días, pero solo te permite convertir la primera mitad de tus archivos de video. Esto es más que suficiente para darte una idea de si quieres comprar el software si esta reseña no es suficiente para convencerte.

Trabajar con MVC es bastante simple: arrastra y suelta tus medios en la ventana principal, o usa el botón ‘Agregar medios’ en la parte superior izquierda. Una vez que hayas seleccionado un archivo, MVC analizará el archivo, identificando el formato de origen y el tamaño actual, además de mostrarte las opciones de salida actuales y proyectar el tamaño final del archivo convertido con esa configuración.

Si tienes algún hardware especial que pueda ayudar con la conversión de video (se admiten aceleradores de hardware Intel, AMD y Nvidia), se te notificará que está activo. Esto es especialmente importante cuando trabajas con archivos UHD, ya que el video 4K tiene cuatro veces más datos de imagen para procesar que el video 1080p.

En el caso de uno de mis archivos de prueba, me notificó que había un volumen muy bajo, lo cual es una característica muy útil si estás convirtiendo videos largos. ¡No hay nada más molesto que esperar a que termine la conversión, solo para darte cuenta de que no puedes escuchar el audio!

Movavi ha identificado correctamente el hecho de que el archivo de origen tiene un volumen bajo

Hacer clic en la advertencia de volumen bajo abre la sección de audio del panel de edición, con opciones prácticas para ajustar el volumen, la normalización para evitar que se dañen los tímpanos en secciones muy ruidosas e incluso la eliminación simple de ruido.

Hacer clic en la advertencia de volumen bajo te lleva a la sección de audio del panel de edición

Como puedes ver, hay una amplia gama de opciones de edición, que incluyen recorte, rotación, estabilización y una serie de efectos especiales y ajustes de color. También puedes agregar subtítulos codificados o marcas de agua simples si es necesario.

¡No te mareas con todo este giro, gatito!

Dado que la mayoría de los grabadores de video casuales probablemente estén usando sus teléfonos inteligentes, quizás la más útil sea la función de rotación sin conversión. Te permite corregir la orientación de tu video sin tener que convertirlo ni perder calidad.

Para aquellos de ustedes que descargan muchos archivos de video o graban sus propias transmisiones en vivo, es posible configurar una ‘Carpeta de vigilancia’ para permitir la conversión inmediata de cualquier archivo de video que se guarde en una carpeta específica.

Muchos usuarios casuales no quieren molestarse en aprender todos los detalles de la compresión de video y los formatos de codificación, por lo que Movavi ha incluido una serie de perfiles de dispositivos para simplificar el proceso. Si no estás seguro de qué formato necesitas, puedes conectar tu dispositivo y MVC intentará detectarlo y sugerir el mejor perfil de salida.

No es del todo correcto sobre el dispositivo, desafortunadamente. Mi dispositivo es un P20 Pro, que tiene una resolución de pantalla de 2240×1080, aunque ningún formato de video estándar coincidirá con esta relación de aspecto.

Aunque Movavi no detectó correctamente mi P20 Pro, sí identificó correctamente mi antiguo iPhone 4 y el perfil que sugirió habría funcionado lo suficientemente bien. Sin embargo, el programa tiene un perfil con el nombre correcto de mi dispositivo, por lo que es un poco extraño que no lo coincida correctamente.

En general, el excelente soporte de formato de Movavi, las conversiones rápidas y la interfaz simple lo convierten en una excelente opción para cualquier persona que necesite convertir una gran cantidad de videos. Las herramientas de edición simples pero efectivas logran el equilibrio adecuado frente a un editor de video dedicado, ahorrándote la molestia de agregar otro programa a tu conjunto de herramientas de software.

He revisado software de Movavi en el pasado (ver mi reseña de MOVAVI Video Editor), y me complace informar que este convertidor de video continúa con su tradición de software simple y fácil de usar.

Mejor opción gratuita: Handbrake

(Mac / Windows / Linux)

Handbrake comenzó como un proyecto del desarrollador Eric Pettit, quien escribió la primera versión del software en 2003. Desde entonces, varias personas han contribuido, y se ha convertido en uno de los convertidores de video gratuitos más utilizados gracias a su interfaz simple, conversión de alta calidad y compatibilidad multiplataforma.

Handbrake se basa en el potente programa de línea de comandos FFmpeg, pero no tendrás que aprender sobre argumentos, expresiones y operadores solo para convertir tu lindo video de gatos en algo que la abuela pueda ver en casa. La interfaz es bastante simple y clara en comparación con la mayoría del software gratuito.

Al menos, la interfaz es bastante simple al principio. Una vez que hayas importado tu archivo fuente, las cosas se vuelven más confusas bastante rápido. Quizás no sorprenda que la versión de Handbrake para macOS se vea mucho mejor y el diseño de los botones sea un poco más coherente, aunque solo sea una cuestión de espaciado.

En general, las interfaces son idénticas, aunque algunos elementos se han reorganizado ligeramente en un par de lugares para agruparlos de manera más lógica. Aquí está la interfaz de Handbrake para macOS:

Si solo estás haciendo conversiones básicas de formato, simplemente puedes ignorar la mayoría de las configuraciones. Carga tu archivo, encuentra el menú desplegable de Preset, elige un perfil de dispositivo u otro preset que se ajuste a tus necesidades, establece el nombre de archivo de «Guardar como» en la parte inferior y haz clic en el botón «Iniciar codificación» en la parte superior. Hay una buena variedad de perfiles de dispositivos, y siempre puedes ignorarlos o modificarlos según sea necesario.

Si deseas realizar ajustes en tu video, Handbrake ofrece algunas opciones, aunque en su mayoría tienen que ver con la calidad y naturaleza del video en sí. No hay opciones para recortar, aunque puedes hacer rotación básica, eliminación de ruido y conversión a escala de grises. Si deseas más funciones de edición, deberás pasar a nuestro ganador de pago, Movavi Video Converter.

La idea de que la desentrelazación es más importante o se usa más comúnmente que la rotación es divertida, pero aún así, el software gratuito es gratuito y el equipo de Handbrake son campeones por poner todo este trabajo!

Handbrake ofrece algunas opciones extremadamente básicas de conversión por lotes, pero debes aplicar las mismas opciones de conversión a cada archivo que proceses. Esto no será un factor decisivo para la mayoría de las personas, pero una interfaz rediseñada podría agilizar gran parte del proceso de conversión.

En general, Handbrake es una opción decente si tienes un presupuesto ajustado y no te importa lidiar con la interfaz poco intuitiva. Ofrece conversiones rápidas y de alta calidad y admite una buena variedad de formatos de archivo. Ciertamente no puedes discutir con el precio, ¡y no hay una línea de comandos a la vista!

Nota para los usuarios de Handbrake con monitores Nvidia G-Sync: Durante las pruebas de la versión de Windows, noté que mi monitor G-Sync se actualizaba de manera muy extraña y parpadeaba cuando la ventana de Handbrake estaba activa o se movía por la pantalla. Para corregir esto, abre el panel de control de Nvidia, ve a «Administrar configuración 3D» y configura la aplicación de Handbrake para que fuerce G-Sync de forma predeterminada. Incluso si tienes una configuración global para habilitarlo, agregarlo a la aplicación específica resuelve el problema del parpadeo.

Otro buen software de conversión de video de pago

1. Wondershare UniConverter

(Windows/Mac, $49.99 por año o $79.99 pago único)

Interfaz de la versión de Windows. Nota: la mayoría de las capturas de pantalla en esta reseña muestran la versión de Windows, pero también he probado WVC en macOS con resultados similares.

Wondershare UniConverter está disponible tanto para Windows como para Mac, y en su mayor parte los dos programas funcionan de manera idéntica con interfaces muy similares, por lo que usaré las capturas de pantalla de Windows para mantener la consistencia. He probado un par de otros productos de Wondershare y todos parecen compartir un estilo de diseño simple y despejado. Wondershare Video Converter no es una excepción, lo cual es un cambio refrescante en comparación con algunos de los otros convertidores de video que he revisado.

La única diferencia en las características entre las dos plataformas es que la versión de Windows te permite convertir videos a formatos populares de realidad virtual, mientras que la versión de Mac no lo hace. La versión de Mac proporciona una herramienta para convertir DVDs en archivos ISO que no está disponible en la versión de Windows, pero ninguna de estas herramientas es particularmente necesaria, en mi opinión.

La configuración del proceso de conversión de video es increíblemente simple y solo requiere unos pocos clics. Si deseas hacer un poco de edición básica de video antes de iniciar el proceso de conversión, los controles están disponibles justo debajo de la miniatura del video. Puedes recortar secciones usando el ícono de tijeras o usar el ícono de recorte para acceder a los controles de rotación. También puedes aplicar varios efectos al video, agregar una marca de agua, agregar subtítulos y ajustar el volumen.

Si no estás seguro de qué tipo de formato de video necesitarás, puedes usar uno de los perfiles de dispositivos preconfigurados al elegir tu formato de salida. No es una lista completa, pero cubre casi todos los teléfonos inteligentes más populares, consolas de juegos e incluso algunos lectores de libros electrónicos como el Kindle Fire y el Nook.

Wondershare estuvo muy cerca de ganar el premio al mejor convertidor de video. Es fácil de usar, rápido y efectivo, aunque las revelaciones sobre sus tácticas de marketing sospechosas me hacen decididamente infeliz. Esto es una lástima, porque el software hace la conversión de video muy bien y también incluye una serie de extras útiles como un descargador de videos en línea, un grabador de pantalla y un servidor multimedia para compartir tus archivos con televisores u otros dispositivos equipados con DNLA.

No tengo espacio para revisar todas las herramientas adicionales incluidas aquí, pero puedes leer mi reseña completa de Wondershare UniConverter aquí en SoftwareHow.

Un Descubrimiento Sobre Wondershare: Originalmente, cuando comencé a escribir esta reseña, estaba contento con Wondershare Video Converter, hasta que descubrí Aimersoft Video Converter. Sorprendentemente, se veía exactamente como Wondershare Video Converter, y mi primera impresión fue que Aimersoft simplemente había copiado el programa de Wondershare. Resulta que la verdad es mucho más extraña, y posiblemente peor. Aimersoft, Wondershare y otro desarrollador conocido como iSkySoft son en realidad la misma compañía, que ofrece el mismo software. Esta no es la primera vez que estas compañías han tenido problemas con un sitio de reseñas, ya que han tenido interacciones negativas con Macworld y Lifehacker. Además, al investigar los otros programas de conversión de video mencionados en esta reseña, noté que en muchos casos, Wondershare había comprado anuncios en las palabras clave de búsqueda de sus competidores. Eso es bastante común, pero lo que no es tan común es que sus anuncios pretendan ser del software de la competencia. Podrías hacer clic fácilmente en un anuncio de búsqueda con el título de otro programa y terminar en el sitio web de Wondershare. A pesar de estos problemas, Wondershare ha desarrollado un gran programa, y desearía que estuvieran dispuestos a dejar que se destaque por sí solo sin recurrir a este tipo de tácticas de marketing. ¡La ética importa!

2. AVS Video Converter

(Solo para Windows, $59 licencia ilimitada o $39 anual)

Nota: AVS Video Converter solo está disponible como parte de un paquete que incluye otros 4 programas de AVS)

AVS Video Converter es un programa decente y ligero que maneja la conversión básica de video para una variedad de formatos populares, aunque fue uno de los convertidores más lentos que probé. Se incluye una lista completa de perfiles de dispositivos, por lo que si estás tratando de formatear para un dispositivo poco común como un Blackberry o una tableta de medios especializada, es posible que encuentres un perfil que elimine la necesidad de adivinar en tus conversiones.

AVS incluye un editor de pistas sorprendentemente bueno, que ofrece recorte básico, así como una selección básica de efectos de video y audio. Probablemente no querrías usar ninguno de los efectos visuales excepto transformar, ya que no se pueden personalizar mucho, pero si quieres hacer tanta edición, es mejor que uses un editor de video dedicado. También puedes leer nuestra reseña del editor de video AVS aquí.

3. Prism

(Solo para Windows, $29.99, $39.95 con complemento de soporte MPEG2)

Aunque la interfaz de Prism está un poco desactualizada según los estándares modernos, el diseño es simple y efectivo. Incluye una gama básica de ajustes preestablecidos de dispositivos populares, aunque puede convertir a una gama mucho más amplia de formatos si conoces las especificaciones exactas que necesitas. Probablemente sería una mejor opción de diseño aumentar un poco el tamaño de la ventana nativa y poner algunas de estas configuraciones un poco más a la vista. Me llevó un poco de tiempo descubrir dónde aplicar las pocas opciones de edición disponibles, ubicadas en el menú de archivos por alguna razón.

Las opciones de edición parecen ser algo secundario, pero después de investigar un poco, resulta que los fabricantes de Prism también venden un par de otros programas que todos promocionan. Supongo que tiene sentido que no quieran canibalizar su propia cuota de mercado, pero las funciones básicas de recorte no deberían robar clientes.

En cuanto al proceso de conversión real, Prism proporcionó conversiones rápidas y de buena calidad, al menos cuando funcionaba. Mi primer archivo de conversión se congeló en el punto 68%, aunque ningunas de mis otras pruebas tuvieron algún problema, por lo que esto podría haber sido solo un evento aislado (aunque los golpes de suerte no son lo que quieres de ningún tipo de software).

Mi primera prueba de conversión falló en este punto (aunque nunca debería haber tardado tanto como lo hizo)

4. VideoProc

(Solo para Mac, en oferta por $29.99)

Anteriormente conocido como MacX Video Converter, VideoProc es más que un simple convertidor de video. La actualización reciente agrega soporte para 4K y aceleración de hardware completa, pero también incluye una herramienta de captura de pantalla y un descargador de videos en línea que funciona con una amplia gama de sitios web de transmisión.

VideoProc ofrece una prueba gratuita, pero estás limitado a un máximo de 5 minutos de duración del archivo. También te obliga a ver una cuenta regresiva de pantalla de presentación antes de permitirte iniciar tu conversión, pero no interfiere con la evaluación.

La interfaz es limpia y clara, y mantiene los ajustes más utilizados en primer plano mientras oculta opciones más complejas. VideoProc incluye un conjunto decente de herramientas de edición y ajuste, pero no incluye la capacidad de recortar tus videos.

En cuanto a la conversión real, VideoProc fue uno de los convertidores más rápidos que probé, y admite opciones de aceleración de hardware Intel/AMD/Nvidia. Si los desarrolladores alguna vez se deciden a lanzar una versión para PC, puede haber un nuevo contendiente para el mejor convertidor de video de pago.

Varios programas gratuitos de conversión de video

Wonderfox HD Video Converter Factory (solo para Windows)

Como podrás imaginar por el nombre, este programa es un poco peculiar hasta que te das cuenta de que en realidad es un vehículo de marketing para la versión de pago del programa. Si solo compartes videos simples o descargas archivos de baja resolución de tus sitios de transmisión favoritos, puede ser suficiente para tus necesidades. Tiene una excelente variedad de perfiles de dispositivos, incluyendo muchos dispositivos que nunca había escuchado antes.

La interfaz es un poco desordenada, todas las ventanas de diálogo son ventanas de «Consejos», y se vuelve aún más divertido cuando comienzan a aparecer errores de traducción. Pero la conversión está ahí, así como el recorte, el recorte, la rotación y algunos efectos de video básicos y cursis. Sin embargo, si quieres convertir a 1080p o superior, debes pasar a la versión de pago del software, y en ese caso, es mejor que elijas Movavi Video Converter u otra de las opciones de pago que hemos analizado.

DivX ConverterX (Mac / Windows)

Nota: La versión de Windows del software también quiere instalar el Reproductor Divx, el Servidor de Medios y el Reproductor web DivX, así como Avast Antivirus, aunque puedes omitir estos si quieres. La versión de Mac también incluye algunos software de terceros «opcionales» (los navegadores web Opera y Firefox), pero también se pueden omitir, solo asegúrate de prestar atención durante el proceso de instalación.

DivX ConverterX sigue el modelo de interfaz de conversor de video bastante estándar, aunque encuentro que el aspecto brillante es un poco distraído y anticuado.

En general, este es un conversor de video decente, aunque realmente quieren que actualices a la versión Pro del software. Parece que es más un anuncio de Pro que un conversor de video gratuito real, pero ese parece ser un tema común entre estas opciones gratuitas.

La versión gratuita limita tus herramientas de edición y restringe algunas de las mejores opciones de conversión a una prueba de 15 o 30 días, dependiendo del componente. Pero si estás satisfecho con la interfaz y solo necesitas opciones básicas de conversión, esto podría ser justo lo que necesitas.

FFmpeg (Mac / Windows / Linux)

Mira! Los comandos disponibles en el mejor conversor de video que nunca, nunca usarás.

Si no te sientes cómodo usando una línea de comandos para operar tu software, entonces es posible que quieras dejar de leer ahora mismo. FFmpeg es increíblemente poderoso, está disponible para todas las plataformas principales y, lo mejor de todo, es gratuito, pero no viene con una interfaz gráfica de usuario. Algunos desarrolladores han creado interfaces gráficas de usuario que se superponen a FFmpeg para facilitar un poco el proceso (como Handbrake, nuestro ganador gratuito), pero a menudo son tan malas como la línea de comandos. ¡La única diferencia es que no tienes que recordar todos los comandos tú mismo!

La parte que encuentro más encantadora de FFmpeg se encuentra en el sitio web del proyecto, supongo que es un testimonio de las cosas a las que la gente se acostumbra.

En cuanto a las interfaces de línea de comandos, supongo que esta es bastante fácil, pero para la mayoría de los usuarios, sigue siendo un sinsentido totalmente incomprensible

Trabajando con Video Digital

Cuando recién te adentras en el mundo del video digital, probablemente estarás trabajando con los formatos más comunes disponibles. Los archivos MP4, AVI, MOV y WMV son los formatos de video más comunes con los que te encontrarás, pero puede que te preguntes por qué hay tantos tipos populares diferentes. Las cosas se complican aún más cuando aprendes que los formatos de archivo no son exactamente lo mismo que los métodos de codificación, por lo que podrías tener dos archivos MP4 que usen diferentes métodos de codificación. Un archivo MP4 podría reproducirse en tu antiguo ordenador de centro multimedia, pero el otro no.

(Si ya te sientes abrumado, puedes saltar directamente a la sección de Ganadores para ver mis recomendaciones. Realmente no necesitas entender el «por qué» si no quieres, pero no me pondré demasiado técnico.)

Nuevamente, la pregunta que viene a la mente es «¿Por qué?».

La respuesta más simple es que cada empresa cree que ha creado la mejor forma posible de codificar videos, y ninguna de ellas está de acuerdo con las demás. Si eres lo suficientemente mayor como para recordar las cintas de video en casete, es posible que también seas lo suficientemente mayor como para recordar las guerras de formatos entre VHS y Betamax (o más recientemente, entre Blu-ray y HD-DVD). El mismo principio se aplica al video digital, excepto que se ha llevado al extremo. Como resultado, hay muchas más formas de codificar un video de las que los cuatro tipos de archivos comunes podrían hacerte creer.

Afortunadamente, recientemente se ha desarrollado cierta cordura en el sector gracias a la creciente adopción de los estándares de codificación H.264 y H.265. H.265 es capaz de admitir archivos de video de resolución extremadamente alta de hasta 8K UHD, al tiempo que logra el doble de nivel de compresión que H.264. Desafortunadamente, todavía hay muchos videos que no utilizan estos estándares y muchos dispositivos antiguos que no los admiten. Si quieres aprender más sobre los códecs de video de alta eficiencia (HEVC), puedes leer sobre ellos aquí en Wikipedia.

Una vez que hayas entendido la constante lucha entre los creadores de códecs de video y los dispositivos caprichosos, realmente comenzarás a apreciar lo valioso que es un buen convertidor de video. Pero solo porque un convertidor pueda convertir videos entre formatos no significa necesariamente que pueda convertirlos correctamente. A veces es una cuestión de tu conocimiento y habilidad, pero a veces es un fallo del propio programa. Hay profesionales de la edición de video que se dedican a las conversiones a tiempo completo, pero no estamos revisando software de nivel profesional, este artículo está dirigido al usuario promedio de computadoras.

Por lo general, cuando un programa está procesando archivos digitales, o bien puede leerlos y convertirlos o no puede, pero en el caso de los convertidores de video, algunos hacen un mejor trabajo de conversión que otros. Deberías poder obtener una transferencia perfecta sin importar los formatos entre los que estés convirtiendo, pero eso no siempre sucede en todos los programas. Afortunadamente para ti, los hemos probado todos y podemos decirte cuáles vale la pena usar y cuáles evitar.

Cómo elegimos el mejor software de conversión de video

Aquí está la lista de preguntas que hicimos al revisar cada programa:

¿Ofrece una variedad de perfiles de conversión preestablecidos?

Una de las razones más comunes para convertir un archivo de video es asegurarse de que se reproduzca en un dispositivo específico, pero memorizar todos los detalles diferentes sobre los formatos que cada uno de tus dispositivos puede admitir es un gran dolor de cabeza. Un buen convertidor de video tendrá esto en cuenta con una variedad de preajustes diseñados para dispositivos específicos, lo que te permitirá concentrarte en ver tus videos en lugar de ajustar la configuración.

¿Admite videos de resolución extremadamente alta?

El video 4K aún no es tan popular como el HD 1080p, pero definitivamente está en aumento. Incluso Youtube ofrece algunos videos en 8K para transmitir, a pesar de que hay muy pocas pantallas 8K disponibles para los consumidores. Sea cual sea la resolución con la que estés trabajando, querrás asegurarte de que tu convertidor de video pueda manejarla para no tener que buscar uno nuevo más adelante.

¿Es rápido el proceso de conversión?

Trabajar con video digital puede ser increíblemente intensivo en tiempo, especialmente al trabajar con altas resoluciones y altas tasas de fotogramas. Los videos mostrados a 60 fotogramas por segundo (FPS) se ven increíblemente suaves, pero cada segundo tiene el doble de datos para convertir que un video de 30 FPS. Incluso con procesadores multinúcleo de alta velocidad, hay una gran variación de velocidad entre los programas de conversión. Los malos convertidores de video a veces pueden tardar tanto en convertir como el tiempo que tarda el video en reproducirse, mientras que los buenos aprovecharán todas las tecnologías modernas de CPU y GPU para convertir tan rápido como lo permita tu hardware.

¿Es preciso el proceso de conversión?

Aunque los convertidores de video varían ampliamente en velocidad de conversión, tampoco todos son iguales en cuanto a calidad de conversión. Si alguna vez has intentado transmitir Netflix con una conexión a Internet lenta, estarás familiarizado con la degradación de calidad que ocurre cuando tu conexión es demasiado lenta. Netflix reproduce un archivo de menor calidad que descarta algunos datos de imagen y comienzas a ver errores visuales conocidos como «artefactos de compresión». Los malos convertidores de video pueden crear artefactos visuales no deseados similares, desenfoque de movimiento o problemas de color, mientras que los buenos convertidores se acercarán mucho a lograr una réplica exacta de tu archivo de origen original.

¿Incluye alguna función de edición?

Hay muchas razones para convertir videos entre formatos, ya sea que estés produciendo videos para clientes, convirtiendo tus viejos videos caseros a formatos digitales más modernos o cualquier otra cosa. En muchas de estas situaciones, puede ser útil tener algunas opciones básicas de edición, como recortar, agregar marcas de agua y ajustar el volumen. Si deseas hacer ediciones serias, necesitarás un editor de video dedicado, pero la capacidad de realizar ediciones simples durante el proceso de conversión puede ahorrarte la molestia de lidiar con un segundo programa.

¿Es fácil de usar?

Al igual que con todo el software, la facilidad de uso es uno de los aspectos más importantes de un buen programa de conversión de video. El software más potente del mundo es inútil si es demasiado frustrante de usar, y la conversión de video no siempre es el proceso más simple. Un buen convertidor de video tendrá una interfaz bien diseñada para que el proceso sea lo más fácil posible.

Una palabra final

Aquí lo tienes: los mejores convertidores de video disponibles para Mac, Windows y Linux, así como algunas opciones que no son exactamente las mejores pero que aún podrían funcionar para ti. Pero si esta revisión me recordó algo, es que hay un gran valor en tres cosas: una investigación exhaustiva, prestar mucha atención al instalar nuevo software y mantener siempre actualizado tu software antimalware.