Podemos ganar una pequeña comisión cuando compras algo a través de los enlaces en esta publicación.
Consulta nuestra declaración de divulgación.

¿Qué es un cliente de correo electrónico?

ÍNDICE DE CONTENIDOS

Con los avances en tecnologías de comunicación, el correo electrónico puede parecer antiguo y desactualizado. Los mensajes de texto, la mensajería instantánea, las redes sociales y las aplicaciones de video como Facetime, Skype y Microsoft Teams se han convertido en la norma. ¿Por qué? Porque proporcionan respuestas rápidas y, en algunos casos, instantáneas.

Incluso con estos nuevos métodos de comunicación, muchos de nosotros (especialmente en el mundo empresarial) todavía dependemos en gran medida del correo electrónico. Es efectivo, confiable y una excelente manera de mantener contacto con los demás.

Ya sea que uses el correo electrónico todos los días o periódicamente, estoy seguro de que has escuchado el término «cliente de correo electrónico». Entonces, ¿qué significa exactamente?

¿Qué es un Cliente?

Para comprender mejor qué es un cliente de correo electrónico, primero exploremos qué es un «cliente» en general.

No estamos hablando de un cliente o cliente comercial, pero es una idea similar. En el mundo del software/hardware, un cliente es un dispositivo, aplicación o programa que recibe servicios o datos de una ubicación central, generalmente un servidor. Al igual que un cliente comercial recibe servicio de un negocio, un cliente de software/hardware recibe datos o servicio de su servidor.

Es posible que hayas oído hablar de un modelo cliente-servidor. En este modelo, el término cliente se utilizó por primera vez para describir terminales tontas conectadas a una computadora central. Los terminales no tenían software ni capacidad de procesamiento en sí mismos, pero ejecutaban programas y recibían datos de la computadora central o del servidor. Solicitaban o enviaban datos desde el teclado de vuelta a la computadora central.

Esta terminología todavía se utiliza hoy en día. En lugar de terminales tontas y computadoras centrales, tenemos computadoras de escritorio, laptops, tablets, smartphones, etc. que se comunican con servidores o grupos de servidores.

email-client1

En el mundo actual, la mayoría de nuestros dispositivos ahora tienen su propia capacidad de procesamiento, por lo que no los consideramos tanto como clientes, sino más bien como el software o las aplicaciones que se ejecutan en ellos. Un gran ejemplo de un cliente es nuestro navegador web. Un navegador web es un cliente del servidor web que proporciona información desde Internet.

Nuestros navegadores web nos permiten enviar y solicitar información de diferentes servidores web en Internet haciendo clic en enlaces. Los servidores web devuelven la información que solicitamos, luego la vemos en la pantalla. Sin los servidores web que proporcionan la información que vemos en la pantalla, nuestro navegador web no haría nada.

Clientes de correo electrónico

Ahora que sabemos qué es un cliente, es posible que hayas deducido que un cliente de correo electrónico es una aplicación que se comunica con un servidor de correo electrónico para que podamos leer, enviar y gestionar nuestro correo electrónico. Simple, ¿verdad? Bueno, sí, en teoría, pero hay algunas variaciones que debemos tener en cuenta.

WebMail

Si utilizas Gmail, Outlook, Yahoo, un sitio web de tu proveedor de servicios de Internet o cualquier otro sitio para recuperar tus mensajes, es muy probable que estés utilizando webmail. Es decir, vas a un sitio web, inicias sesión, ves, envías y gestionas el correo electrónico. Ves los mensajes directamente en el servidor de correo; no se descargan en tu dispositivo.

Eso podría considerarse un cliente de correo electrónico. Técnicamente, sin embargo, el navegador de Internet es el cliente del servidor web que te conecta al servidor de correo. Chrome, Firefox, Internet Explorer y Safari son clientes de navegador web; te llevan a sitios web donde haces clic en enlaces que te permiten hacer cosas con tu correo electrónico. No es muy diferente de iniciar sesión en Facebook o LinkedIn y ver tus mensajes allí.

Aunque tu navegador te permite leer, enviar y gestionar tus mensajes, no es un cliente de correo electrónico dedicado. Sin una conexión a Internet, ni siquiera puedes acceder al sitio web. Como su nombre indica, estás realizando estas funciones de correo desde la web.

También lee: Mejor cliente de correo electrónico para Windows y Mac

Aplicación de cliente de correo electrónico dedicado

Normalmente nos referimos a una aplicación de cliente de correo electrónico dedicada cuando hablamos de un cliente de correo electrónico. Es una aplicación dedicada que utilizas exclusivamente para leer, descargar, redactar, enviar y gestionar correo electrónico. Por lo general, puedes iniciar la aplicación incluso si no tienes una conexión a Internet, y luego leer y gestionar los mensajes que ya has recibido.

Estos clientes también pueden ser conocidos como lectores de correo o agentes de usuario de correo (MUAs, por sus siglas en inglés). Algunos ejemplos de estos clientes de correo son aplicaciones como Mozilla Thunderbird, Microsoft Outlook (no el sitio web outlook.com), Outlook Express, Apple Mac Mail, iOS Mail, etc. Hay muchos otros lectores de correo de pago, gratuitos y de código abierto disponibles.

Con el webmail, ves una copia del correo electrónico en una página web, pero con una aplicación de cliente de correo electrónico, descargas los datos en tu dispositivo. Esto te permite leer y gestionar tus mensajes incluso cuando no tienes una conexión a Internet.

Cuando creas y envías mensajes, los redactas localmente en tu dispositivo. También se puede hacer sin una conexión a Internet. Una vez que estés listo para enviar el correo, necesitarás una conexión a Internet. El cliente enviará el mensaje al servidor de correo; luego, el servidor de correo lo enviará a su destino.

Ventajas de un cliente de correo electrónico dedicado

Una de las ventajas de tener un cliente de correo electrónico dedicado es que puedes leer, administrar y componer correos electrónicos sin conexión a internet. Debes estar conectado para enviar y recibir nuevos correos. Con el correo web, ni siquiera podrás iniciar sesión en el sitio web de correo electrónico sin uno.

Otra ventaja es que los clientes de correo electrónico dedicados están hechos para trabajar específicamente con correo electrónico, por lo que es mucho más fácil administrar todos tus mensajes. No dependes de las capacidades de tu navegador de internet: están dedicados a comunicarse con los servidores de correo electrónico, se ejecutan localmente en tu dispositivo y son más rápidos que las interfaces estándar de correo web.

Otros clientes de correo electrónico

Hay algunos otros tipos de clientes de correo electrónico, incluidos los clientes de correo automatizados, que leen e interpretan correos electrónicos o los envían automáticamente. Aunque nosotros, los humanos, no los vemos trabajar, siguen siendo clientes de correo electrónico. Por ejemplo, algunos clientes de correo electrónico reciben correos electrónicos y luego realizan tareas basadas en su contenido.

Otro ejemplo sería cuando ordenas algo en una tienda en línea. Cuando lo haces, generalmente recibes un correo electrónico de confirmación de esa tienda. No hay alguien sentado detrás de escena enviando correos electrónicos a cada persona que envía un pedido; hay un sistema automatizado que envía el correo electrónico, un cliente de correo electrónico.

Palabras finales

Como puedes ver, los clientes de correo electrónico vienen en una variedad de formas. Todos ellos deben comunicarse con un servidor de correo electrónico, formando así un modelo básico de cliente-servidor. Esperemos que esto te ayude a entender mejor el concepto de un cliente de correo electrónico.

Háganos saber si tienes alguna pregunta o algún otro buen ejemplo de tipos de clientes de correo electrónico. Nos encantaría saber de ti.