Podemos ganar una pequeña comisión cuando compras algo a través de los enlaces en esta publicación.
Consulta nuestra declaración de divulgación.

¿Qué oculta una VPN?

ÍNDICE DE CONTENIDOS

Aquellos que trabajan de forma remota conectándose a la red de su empresa probablemente estén familiarizados con las VPN. Aquellos que las utilizan para la seguridad de su red personal también las conocen bien. Si no tienes experiencia con una VPN, estoy seguro de que has escuchado el término en algún momento. Entonces, ¿qué son y cómo se utilizan?

Aquí está la respuesta breve: una VPN o Red Privada Virtual proporciona un medio para conectarse a una red privada, dándote acceso a los recursos dentro de esa red.

Una red privada virtual proporciona seguridad a través de un acceso limitado. Las VPN nos permiten acceder a redes privadas a través de una conexión a Internet pública, sin permitir la entrada a otros usuarios desconocidos. Si quieres saber más detalles sobre las VPN, consulta nuestra sección sobre software de VPN.

Una VPN proporciona una gran cantidad de beneficios, como el acceso a recursos en la LAN de tu empresa. Sin embargo, el mayor beneficio es la seguridad que proporcionan. Si trabajas desde casa para una empresa que maneja información confidencial, es muy probable que utilices una VPN para asegurar tu conexión.

Echemos un vistazo a qué tipo de cosas puede ocultar una VPN de posibles ciberdelincuentes y otros que puedan querer hacer daño.

Cosas que una VPN puede ocultar

1. Tu dirección IP

Una de las cosas más importantes que las VPN pueden hacer es ocultar o esconder tu dirección IP. Tu dirección de Protocolo de Internet identifica de manera única tu computadora o dispositivo en Internet. Tu dirección puede permitir que otros, como tu proveedor de servicios de Internet (ISP), motores de búsqueda, sitios web, anunciantes e incluso hackers, te rastreen en Internet.

Puedes pensar que usar el modo de privacidad o incógnito de tu navegador puede ocultar quién eres. Si bien en algunos casos puede hacerlo, tu ISP aún puede ver tu dirección IP y proporcionarla a otros. Si tu ISP aún puede verla, no hay duda de que los hackers también pueden obtenerla. En cualquier caso, confiar en el modo de protección de tu navegador para la seguridad no es una gran idea.

A algunos de ustedes puede que no les importe. Pero para otros, esta falta de seguridad puede sonar un poco aterrador. Usar una VPN te permite aparecer como si estuvieras usando el servidor y la dirección IP de la VPN. El proveedor a menudo tiene múltiples direcciones IP ubicadas en el país o incluso en el mundo. Muchos otros también lo estarán usando al mismo tiempo. ¿El resultado? Los posibles intrusos que te observan no pueden identificarte.

Ocultar tu IP es el primer paso hacia una verdadera seguridad en línea. Es como una huella digital en línea; encontrarla puede llevar a descubrir otra información importante y privada que es posible que no desees que se exponga.

2. Ubicación geográfica

Una vez que alguien tiene tu dirección IP, puede usarla para determinar tu ubicación geográfica. Tu dirección identifica dónde te encuentras hasta la longitud y latitud. Incluso puede permitir que alguien, es decir, un ladrón de identidad, un ciberdelincuente o simplemente anunciantes, descubra tu dirección de casa o de negocio.

Si alguien puede determinar dónde te encuentras, podría ponerte en peligro. Dado que una VPN básicamente cambia tu dirección IP (esto también se llama suplantación de IP), otros no podrán encontrar tu ubicación geográfica. Solo verán la ubicación del servidor al que te estás conectando.

La suplantación de IP puede ser útil si deseas acceder a sitios que pueden estar restringidos o ser diferentes en tu ubicación geográfica. Por ejemplo, Netflix ofrece programación específica según el país en el que te encuentres.

Dado que una VPN tiene su propia dirección IP, puedes ver la programación disponible en la ubicación del servidor de la VPN. Por ejemplo, potencialmente puedes acceder al contenido exclusivo de Netflix del Reino Unido cuando tu ubicación física esté en Estados Unidos.

También lee: Mejor VPN para Netflix

3. Historial de navegación

Tu dirección IP puede proporcionar a otros información detallada, y el historial de navegación es parte de eso. Tu dirección IP puede estar vinculada a todos los lugares que has visitado en Internet.

Puedes pensar que estás ocultando esta información a otros al borrar el historial de tu navegador. Sin embargo, tu ISP, los anunciantes e incluso los hackers aún pueden encontrarla.

Con una VPN, no tienes que preocuparte. Básicamente serás un usuario desconocido en una multitud de usuarios, todos usando la misma IP.

4. Compras en línea

Si haces compras en línea, tu dirección IP también está asociada a eso. Los anunciantes y los especialistas en marketing pueden determinar qué tipo de productos compras y utilizar esos datos para enviarte anuncios. ¿Alguna vez te has preguntado cómo Google sabe enviarte anuncios de productos que estabas navegando en Amazon? Es simple: rastrea dónde has estado y lo que has visto siguiendo tu dirección IP.

Una VPN también puede ocultar tus hábitos de compras en línea, lo que evita que seas objetivo de anunciantes específicos.

5. Redes sociales y otras cuentas en línea

Una VPN también puede ayudarte a ocultar tu identidad en las redes sociales y otros tipos de cuentas en línea. Al enmascarar tu IP, no hay rastros de que las estés utilizando, excepto la información que proporcionas. Sin una red privada virtual, hay formas de que los administradores te rastreen, incluso si no proporcionas información de contacto real.

6. Torrenting

El torrenting, o intercambio de archivos entre pares, es popular entre muchos expertos en tecnología. Si compartes material con derechos de autor, puedes meterte en problemas reales. Ciertamente no recomendamos hacer eso. Sin embargo, las VPN a menudo son utilizadas por infractores de derechos de autor en un intento de protegerse de problemas legales.

7. Datos

Cuando te conectas a Internet, siempre estás transmitiendo y recibiendo datos. Si trabajas desde casa, constantemente transmites datos a través de tu entorno de trabajo. El envío de correos electrónicos, mensajes instantáneos e incluso comunicaciones de video/audio a través de Internet también transmiten grandes cantidades de datos.

Esos datos pueden ser interceptados por hackers y otros ciberdelincuentes. A partir de ellos, posiblemente puedan obtener información personalmente identificable (PII) sobre ti. ¿El resultado? Podrían hackear casi todas las cuentas en línea que tengas.

Una VPN puede ocultar estos datos para ti. Utilizando el cifrado de datos, transmitirá y recibirá tus datos en un formato que los hackers y ciberdelincuentes no pueden decodificar fácilmente. Si bien siempre hay formas de evitarlo, si tu información es difícil de obtener, es muy probable que busquen a alguien más fácil de hackear.

Ocultar o cifrar datos es enormemente importante para aquellos de nosotros que trabajamos de forma remota. Tu empresa puede tener información confidencial, como registros médicos, información de cuentas bancarias u otros datos propietarios. Es por eso que la mayoría de las empresas que permiten a los empleados trabajar de forma remota utilizan algún tipo de VPN para mantener seguros sus datos.

La Desventaja

Mientras que las VPN son excelentes para la seguridad y ocultar tu información personal, hay algunas desventajas. Debido a la encriptación y los servidores ubicados de forma remota, pueden ralentizar tus conexiones de red. Esto fue un problema real en el pasado, pero con la nueva tecnología y las velocidades de datos ultrarrápidas disponibles hoy en día, esto ya no es el problema que solía ser.

Otro problema que surge: dado que tu IP está enmascarada, es posible que debas tomar medidas adicionales para iniciar sesión en sistemas de alta seguridad (como una cuenta bancaria, por ejemplo). Las cuentas con alta seguridad a menudo recuerdan tu dirección IP y te reconocen cuando intentas iniciar sesión. Si intentas iniciar sesión con una IP desconocida, es posible que debas responder preguntas de seguridad, utilizar autenticación de dos factores o incluso recibir una llamada de ellos para verificar que eres tú.

Si bien esto es algo bueno, porque significa que tus sistemas están seguros, puede ser un inconveniente si necesitas acceder a una cuenta rápidamente. Sin tu verdadera dirección IP, no siempre puedes utilizar sistemas que conocen automáticamente tu ubicación. Si estás buscando el restaurante más cercano, por ejemplo, es posible que debas ingresar manualmente tu código postal antes de que se realice la búsqueda.

Una última cosa: las VPN son conocidas por causar problemas de conexión a Internet y otros dolores de cabeza. Esto se puede evitar utilizando software y proveedores confiables. Las redes privadas virtuales han recorrido un largo camino en los últimos años.

Palabras Finales

Una VPN puede ocultar muchas cosas del mundo exterior; la mayoría de ellas tienen que ver con tu dirección IP. Al enmascarar tu dirección IP, una VPN puede mantenerte seguro y anónimo, mientras que la encriptación puede evitar que tus datos sensibles caigan en manos equivocadas.

Esperamos que hayas encontrado esta información informativa y útil. Como siempre, por favor avísanos si tienes alguna pregunta o comentario.