Podemos ganar una pequeña comisión cuando compras algo a través de los enlaces en esta publicación.
Consulta nuestra declaración de divulgación.

Revisión de Scrivener

ÍNDICE DE CONTENIDOS

¿Por qué confiar en mí para esta revisión de Scrivener?

Mi nombre es Adrian, y me gano la vida escribiendo. Dependo mucho del software y las herramientas de escritura y me aseguro de estar familiarizado con las mejores opciones. Mis favoritas han cambiado a lo largo de los años y actualmente, mi conjunto de herramientas regular incluye Ulysses, OmniOutliner, Google Docs y Bear Writer.

Aunque normalmente no uso Scrivener, tengo un gran respeto por la aplicación, me mantengo al día con su desarrollo y la pruebo de vez en cuando. La evalué nuevamente en 2018 mientras escribía sobre las mejores aplicaciones de escritura para Mac, y descargué y utilicé la versión de prueba para escribir este artículo. Mientras escribía, intenté utilizar casi todas las funciones que ofrece la aplicación, y estoy impresionado.

Encontré que Scrivener es fácil de usar y aprecié las muchas herramientas y funciones que ofrece a los escritores. Sé que solo he arañado la superficie y, con un uso más extenso, seguiría haciendo descubrimientos interesantes que mejorarían mi flujo de trabajo de escritura. Si eres escritor, esta podría ser la aplicación para ti, especialmente si escribes textos largos, y también incluiremos una lista de alternativas en caso de que no te parezca adecuada.

Reseña de Scrivener: ¿Qué hay para ti?

Scrivener se trata de escribir de manera productiva, y enumeraré sus características en las siguientes cinco secciones. En cada subsección, exploraré lo que ofrece la aplicación y luego compartiré mi opinión personal.

1. Escriba y formatee su documento

Como herramienta de escritura, es de esperar que Scrivener proporcione una serie de funciones de procesamiento de texto, y estarías en lo correcto. La aplicación te permite escribir, editar y formatear palabras de la manera que te resulte familiar.

La barra de herramientas sobre el panel de edición de Scrivener te permite elegir la familia de fuentes, el tipo de letra y el tamaño de fuente de tu texto, así como ponerlo en negrita, cursiva o subrayado, y alinearlo a la izquierda, derecha, centrarlo o justificarlo. Se pueden seleccionar colores de fuente y resaltado, hay opciones de espaciado entre líneas y se ofrecen una variedad de estilos de viñetas y numeración. Si estás familiarizado con Word, aquí no habrá sorpresas.

Las imágenes se pueden agregar a tu documento arrastrándolas y soltándolas, o desde el menú Insertar o el icono de clip. Las imágenes se pueden escalar, pero no recortar ni editar de ninguna otra manera una vez que están en tu documento.

Pero en lugar de usar fuentes para formatear tu texto, la mejor práctica es usar estilos. Al hacerlo, estás definiendo el papel que juega el texto (título, encabezado, cita en bloque), en lugar de la forma en que quieres que se vea. Eso es mucho más flexible cuando se trata de publicar o exportar tu documento, y también ayuda a clarificar la estructura del documento.

El equipo de Scrivener obviamente ha pensado mucho en lo que los escritores encontrarán útil, y sigo descubriendo nuevos tesoros cuanto más uso la aplicación. Aquí tienes un ejemplo. Cuando seleccionas un texto, el número de palabras seleccionadas se muestra en la parte inferior de la pantalla. ¡Eso es útil!

Mi opinión personal: Casi todo el mundo está familiarizado con escribir, editar y formatear en un procesador de texto como Microsoft Word. Puedes aprovechar al máximo esa familiaridad al comenzar a usar Scrivener. Eso no es cierto en todas las aplicaciones de escritura. Por ejemplo, Ulysses formatea tu texto utilizando la sintaxis de Markdown, lo cual puede ser más difícil de entender inicialmente para algunos usuarios.

2. Estructura tu documento

Aunque Scrivener se parece a un procesador de texto en algunos aspectos, eso es solo la punta del iceberg. Ofrece muchas características que los procesadores de texto no tienen, especialmente cuando se trata de estructurar tu documento y reorganizar esa estructura de manera flexible. Esto es particularmente útil con documentos largos.

En lugar de mostrar tu documento como un solo desplazamiento grande, Scrivener te permite dividirlo en piezas más pequeñas y organizarlas jerárquicamente. Tu proyecto estará compuesto por documentos y subdocumentos, e incluso tal vez carpetas. Esto te permite ver el panorama general más fácilmente y reorganizar las piezas a tu gusto. Scrivener ofrece dos formas diferentes de visualizar todo esto: esquemas y el corcho.

Siempre me ha encantado estructurar la información en un esquema, y el uso efectivo de los esquemas es uno de los mayores atractivos de Scrivener para mí. En primer lugar, se muestra una vista en árbol de tu proyecto a la izquierda del panel del Editor. Scrivener llama a esto el Organizador.

Esto funciona exactamente como esperarías si has pasado tiempo administrando archivos o correos electrónicos. Puedes ver o editar cualquier documento haciendo clic en él y reorganizar el esquema arrastrando y soltando. Ten en cuenta que el esquema solo contiene secciones del proyecto actual en el que estás trabajando. Ulysses, en comparación, muestra un esquema de cada proyecto en tu biblioteca. El enfoque óptimo es una cuestión de preferencia personal.

Haciendo clic en el icono azul de Esquema en la barra de herramientas, también puedes mostrar un esquema de tu proyecto en el panel del Editor a la derecha. Esto te mostrará un esquema más detallado del documento actual junto con cualquier subdocumento. Para mostrar el esquema completo, deberás seleccionar el elemento de esquema más superior, llamado «Borrador» en mi proyecto.

Notarás que la vista de esquema proporciona varias columnas adicionales de información. Puedes personalizar las columnas que se muestran.

Otra forma de obtener una visión general de tu documento es el Corcho de Scrivener, al que se puede acceder mediante el icono naranja en la barra de herramientas. Esto muestra cada sección de tu documento como una tarjeta índice.

Reorganizar estas tarjetas reorganizará el texto adjunto en tu documento. Puedes darle a cada tarjeta un breve resumen para resumir el contenido que pretendes escribir en esa sección. Al igual que la vista de esquema, el Corcho mostrará tarjetas para cualquier subdocumento del capítulo que hayas resaltado en el organizador.

Mi opinión personal: Para aprovechar al máximo Scrivener, no te dejes tentar a escribir todo en un solo documento. Dividir un proyecto de escritura grande en piezas más pequeñas te ayudará a ser más productivo, te dará una mejor sensación de progreso y las funciones de Esquema y Corcho te permitirán reorganizar tu proyecto rápidamente.

3. Seguimiento de tu progreso

Cuando se escribe un documento largo, puede ser útil y motivador llevar un seguimiento de tu progreso. Saber de un vistazo qué partes de un documento se han terminado te da una sensación de avance y asegura que nada se te escape. Mientras escribía esta reseña, he experimentado con varias formas de lograr esto.

La primera función que probé es la Etiqueta. Puedes agregar una etiqueta diferente a cada sección de tu documento. Por defecto, Scrivener utiliza colores, pero puedes personalizar completamente cómo los llamas. Decidí agregar una etiqueta verde a cualquier sección que haya completado. Luego agregué una columna para mostrar esa etiqueta en el esquema del documento.

Otra función para hacer un seguimiento de tu progreso es el Estado. El estado de cualquier sección de un documento puede establecerse como por hacer, en progreso, primer borrador, borrador revisado, borrador final o hecho, o dejarse sin estado.

Inicialmente, marqué cada sección como «por hacer» y agregué una columna en el esquema para mostrar el estado. A medida que trabajo en cada sección, actualizaré el estado a «Primer Borrador» y cuando esté listo para publicar el proyecto, todo estará marcado como «Hecho».

Otra forma de hacer un seguimiento del progreso son los objetivos o Metas. La mayoría de mis proyectos de escritura tienen un requisito de cantidad de palabras. Las Metas de Scrivener te permiten establecer un objetivo de palabras y una fecha límite para tu proyecto, y objetivos de palabras individuales para cada documento.

Puedes establecer un objetivo de palabras para todo el proyecto…

Y haciendo clic en el botón de Opciones, también puedes establecer una fecha límite.

Haciendo clic en el icono de la diana en la parte inferior de cada documento, puedes establecer un objetivo de palabras o caracteres para ese documento.

Las metas se pueden mostrar en el esquema del documento junto con un gráfico de tu progreso, para que puedas ver cómo vas de un vistazo.

Desafortunadamente, cuando agrego un objetivo de palabras para el encabezado principal, las palabras escritas en los subencabezados no se cuentan. Me di cuenta de que esta función se solicitó en 2008, pero parece que aún no se ha implementado. Creo que sería una adición útil.

Disfruté usando estas funciones para hacer un seguimiento de mi progreso, aunque usar todas ellas parecía excesivo. Puede que tenga una opinión diferente cuando trabaje en un proyecto de varios meses (o años) donde hacer un seguimiento del progreso sea aún más crucial. Pero viniendo de Ulysses, lo que realmente quería era tener una idea del progreso con solo mirar el esquema en el Binder. Para lograr eso, comencé a cambiar los iconos, y hasta ahora es mi método favorito.

Scrivener ofrece una amplia gama de iconos, pero los que utilicé fueron diferentes colores de la hoja de papel predeterminada. Mientras escribo esta reseña, he cambiado el icono a verde para cada sección que he completado.

Es un enfoque simple con una visualización útil. Puedo ampliar fácilmente mi sistema para incluir colores adicionales para el primer borrador, borrador final, etc. De hecho, lo que realmente me gustaría hacer es asociar cada estado del documento con un icono de color diferente, para que cuando cambie el estado a Borrador Final, el icono se vuelva automáticamente verde, pero desafortunadamente, eso no parece posible. Lo que hacen algunas personas es abrir un panel adicional para poder ver el Binder, el Esquema y el Editor al mismo tiempo, y así poder controlar los estados y las etiquetas de esa manera.

Mi opinión personal: Hacer un seguimiento del progreso es motivador, evita que las cosas se te escapen y me ayuda a cumplir con mis fechas límite. Scrivener ofrece varias formas de lograr esto. Usar todas ellas probablemente sea excesivo, pero hay suficiente variedad para encontrar algo que sea efectivo para tu flujo de trabajo.

4. Tormenta de ideas e investigación

Lo más destacado que distingue a Scrivener de otras aplicaciones de escritura es la forma en que te permite trabajar con material de referencia que está separado (pero relacionado) con las palabras que estás escribiendo. Mantener un seguimiento efectivo de tus ideas e investigaciones es increíblemente importante, especialmente para documentos largos y complejos. Scrivener ofrece las mejores herramientas de su clase.

Ya he mencionado que puedes agregar un resumen a cada documento. Esto se puede ver en las vistas de Esquema y Tablón de corcho, y también en el inspector, para que puedas consultarlo mientras escribes. Y debajo del resumen, hay un espacio para escribir notas adicionales.

Aunque eso es útil, estas características apenas rascan la superficie. El verdadero poder de Scrivener es que te brinda un área dedicada para tu investigación en el Organizador. Puedes crear tu propio esquema de pensamientos e ideas, páginas web, PDF y otros documentos, e imágenes y fotos.

Para un artículo corto como este, es igual de probable que mantenga la información de referencia abierta en mi navegador. Pero para un artículo largo, una tesis, una novela o un guion, a menudo hay mucho material para hacer un seguimiento, y es probable que el proyecto sea a largo plazo, lo que significa que el material necesitará un hogar más permanente.

El área de referencia puede contener documentos de Scrivener, que ofrecen todas las características que tienes al escribir tu proyecto real, incluido el formato.

Pero también puedes adjuntar información de referencia en forma de páginas web, documentos e imágenes. Aquí adjunté otra reseña de Scrivener como referencia.

Desafortunadamente, cuando hago clic en esa página, me redirige a mi navegador web donde se muestra el siguiente mensaje de error:

{“code”:”MethodNotAllowedError”,”message”:”GET is not allowed”}

No es un error grave, simplemente vuelvo a Scrivener y leo la reseña. No sucedió con ninguna otra página web que agregué, así que no estoy seguro de por qué está sucediendo con esta. Pasé el problema al soporte de Scrivener.

Otro recurso de referencia útil es el manual de usuario de Scrivener, que adjunté como PDF. Desafortunadamente, encontré otro problema. Después de agregar el documento, el panel del Editor se congeló, por lo que no importa en qué sección del documento hiciera clic en el Organizador, el manual seguía siendo mostrado. Cerré y volví a abrir la aplicación, y todo estaba bien. Intenté reproducir el error, pero la segunda vez, agregar el PDF funcionó perfectamente.

No tengo la sensación de que estos errores sean comunes, así que es extraño que haya tenido problemas con los dos primeros elementos que agregué al área de investigación. Y afortunadamente, solo sucedió con esos dos primeros. Otros documentos y páginas web que agregué no tuvieron problemas.

Mi opinión personal: Algunos proyectos requieren mucha tormenta de ideas. Otros requieren que recojas y te sumerjas en mucho material de referencia. En lugar de mantener docenas de pestañas del navegador abiertas, Scrivener te brinda un lugar a largo plazo para almacenarlo todo. Almacenar ese material en el mismo archivo que tu proyecto de escritura es muy conveniente.

5. Publicar el Documento Final

Durante la etapa de escritura de tu proyecto, no quieres obsesionarte por cómo se verá la versión final. Pero cuando hayas terminado, Scrivener ofrece opciones de publicación muy poderosas y flexibles. Debido a que son poderosas, vienen con una curva de aprendizaje, por lo que se recomienda leer el manual para obtener los mejores resultados.

Al igual que la mayoría de las aplicaciones de escritura, Scrivener te permite exportar las secciones del documento que selecciones como un archivo en una variedad de formatos.

Pero el verdadero poder de publicación de Scrivener radica en su función de Compilar. Esto te permite publicar tu documento en papel o digitalmente en varios formatos populares de documentos y libros electrónicos.

Hay disponibles varios formatos predefinidos (o plantillas) atractivos, o puedes crear el tuyo propio. Cuando termine esta reseña, lo exportaré a un documento de Microsoft Word que puedo subir a Google Docs para su envío final, corrección y edición.

Mi opinión personal: Scrivener te cuida durante todo el proceso de escritura, incluida la publicación de tu trabajo. Las características que ofrece son poderosas y flexibles, lo que te permite exportar rápidamente tu trabajo en varios formatos útiles, tanto para impresión como para distribución digital.

Razones detrás de mis calificaciones

Efectividad: 5/5

Scrivener es una de las aplicaciones de escritura más poderosas y populares que existen, especialmente para proyectos de escritura de larga duración. Disponible para Mac, Windows e iOS, esta aplicación te permite escribir donde y cuando tengas la oportunidad.

Precio: 4.5/5

Aunque Scrivener no es barato, ofrece una buena relación calidad-precio, como podrás ver en la sección de Alternativas de la reseña. Con una compra única de $49, es solo ligeramente más caro que una suscripción anual a Ulysses, su rival más cercano.

Fácil de usar: 4/5

Scrivener puede requerir más esfuerzo para dominarlo que sus competidores. No es que sea difícil de aprender, pero hay mucho que aprender, es una herramienta profesional que ofrece una amplia gama de funciones en comparación con sus competidores. Afortunadamente, no tienes que saberlo todo antes de empezar, por lo que es un programa en el que puedes crecer.

Soporte: 5/5

Scrivener parece ser un trabajo de amor de un pequeño equipo de desarrolladores que se toman en serio el apoyo a su producto. La página de Aprender y Soporte del sitio web incluye tutoriales en video, un manual de usuario y foros de usuarios. La página también cubre preguntas frecuentes, enlaces a libros sobre la aplicación y enlaces que te permiten enviar un informe de error o hacer una pregunta.

Alternativas a Scrivener

Scrivener es una de las mejores aplicaciones multiplataforma para escritores, aunque tiene un precio bastante alto y una curva de aprendizaje. Afortunadamente, no es tu única opción. Aquí tienes algunas excelentes alternativas a diferentes precios, y también puedes consultar nuestra selección de las mejores aplicaciones de escritura para Mac.

  • Ulysses es el competidor más cercano de Scrivener. Es una aplicación moderna y completa para escritores con una interfaz simplificada. En nuestra selección, lo recomendamos como la mejor aplicación para la mayoría de los escritores.
  • Storyist es similar a Scrivener en varios aspectos: se basa en proyectos y te permite tener una visión general de tu documento a través de vistas de esquema y tarjetas de índice. Está diseñado para novelistas y guionistas profesionales y produce manuscritos y guiones listos para enviar.
  • Mellel cubre muchas de las características de escritura de Scrivener y agrega aún más que son útiles para académicos. La aplicación se integra con un gestor de referencias y admite ecuaciones matemáticas y una variedad de otros idiomas. Es una aplicación más antigua que se ve un poco desactualizada pero que sigue funcionando bien.
  • iA Writer es una aplicación más sencilla, pero también tiene un precio más asequible. Es una herramienta de escritura básica sin todas las funciones adicionales que ofrece Scrivener y está disponible para Mac, iOS y Windows. Byword es similar pero no está disponible para Windows.
  • Manuscripts (gratis) es una herramienta de escritura seria que te permite planificar, editar y compartir tu trabajo. Incluye plantillas, un esquema, objetivos de escritura y funciones de publicación. Es adecuado para académicos.

Conclusión

Scrivener no es un procesador de texto. Es una herramienta para escritores y se centra en apoyar la tarea de escribir piezas de formato largo proporcionando una serie de características únicas. Funciona como una máquina de escribir, una carpeta de anillas y un álbum de recortes, todo al mismo tiempo. Esta profundidad puede hacer que la aplicación sea un poco difícil de aprender.

Scrivener es la aplicación preferida para escritores de todo tipo, utilizada a diario por novelistas superventas, guionistas, escritores de no ficción, estudiantes, académicos, abogados, periodistas, traductores y más. Scrivener no te dirá cómo escribir, simplemente proporciona todo lo que necesitas para empezar a escribir y seguir escribiendo.

Por lo tanto, aunque la aplicación te permite elegir fuentes, justificar texto y variar el espaciado entre líneas, ahí no es donde pasarás la mayor parte de tu tiempo. Cuando estés escribiendo, puede ser realmente improductivo centrarse en la apariencia final del documento. En su lugar, estarás generando ideas, trabajando en la estructura de tu documento, recopilando información de referencia y escribiendo palabras. Luego, cuando hayas terminado, Scrivener puede compilar tu trabajo de manera flexible en una amplia variedad de formatos publicables o imprimibles.

Scrivener está disponible para Mac, Windows e iOS, y sincronizará tu trabajo en cada dispositivo que poseas. Este software es amado por muchos escritores serios. También podría ser la herramienta adecuada para ti.

Entonces, ¿encuentras útil esta reseña de Scrivener? Comparte tus pensamientos a continuación.